Logo de Noticias Coches
mercedes-gla-prueba-187.8
Prueba
Mario Nogales

Mercedes GLA 200 7G-DCT, prueba a fondo

Mercedes siempre ha sido un fabricante que ha marcado la pauta en distintos segmentos. Desde hace muchos años han sido referencia en cuanto a las berlinas, pero ahora que no se venden tanto quieren mejorar otros campos. En los últimos tiempos han dado un importante salto adelante en su familia de modelos compactos. Primero fue con el Clase A y ahora vemos algo similar con la segunda generación del Mercedes GLA.

Se trata de una evolución notable respecto al primer GLA que debutó en 2014 y que apenas era un Clase A elevado. Ahora se trata de un crossover de pleno derecho, como se puede apreciar a nivel estético, que además va a mejorar en muchos apartados. Quiere convertirse en el referente del segmento, pero tiene enfrente a duros rivales como el Audi Q3 o el BMW X1 para disputarse la corona. ¿Qué tiene para ofrecernos este nuevo Mercedes GLA?

Exterior

Como decíamos, lo primero que se puede apreciar en este Mercedes GLA es la evolución en el diseño. Toma una imagen más robusta, más de todocamino que su antecesor. Se nota en este frontal que está presidido por una gran parrilla en la que vemos un listón horizontal que la atraviesa, el logotipo de la estrella en el centro y unas pequeñas inserciones cromadas. También son nuevos los faros LED o estos paragolpes.

Hay que decir que esta unidad recibe el paquete AMG Line y que por eso cuenta con unas formas más marcadas y deportivas. Aún así, destacar que estas tomas de aire del frontal son falsas. En el lateral destacan las llantas de 19 pulgadas en dos tonos y el hecho de que todos los bajos de la carrocería vayan rematados con plástico negro en busca de esa estética crossover que ya hemos mencionado.

En la zaga nos damos cuenta de que se trata de un “mini-GLC” por sus formas similares a las de su hermano mayor. Destaca por la luneta de pequeñas dimensiones y por unos pilotos bastante similares a los del resto de la gama en su zona media. En la parte inferior me gusta el detalle de la protección metálica en la boca de carga del maletero. La zona inferior queda reservada para una especie de difusor que acoge dos salidas de escape cromadas. Como viene siendo habitual en la marca, son falsas y el tubo de escape real está por detrás en uno de los lados.

Llegados a este punto hay que comentar que también cambian las dimensiones del Mercedes GLA. Llama la atención que sea ligeramente más corto que antes, pues se queda en 4.410 mm de longitud (-14 mm), pero consigue que su interior gane en habitabilidad gracias a una anchura de 1.834 mm, una altura de 1.616 mm (+104 mm más generosa) y una distancia entre ejes de 2.729 mm. El coeficiente de resistencia aerodinámica parte de 0,28 Cx y varía en función de acabados.

Interior

Entrar al Mercedes GLA es similar a hacerlo a cualquier otro modelo de la familia compacta. De hecho, su tecnología es exactamente la misma. Aparece el sistema multimedia MBUX de serie y, en este caso se controla a través de dos pantallas de 10,25 pulgadas (de serie serían 7 pulgadas cada una). Como viene siendo habitual, la de la derecha es para el infoentretenimiento y se puede controlar tanto de forma táctil como con el trackpad de la consola central. Destacan los menús intuitivos por los que moverse fácilmente, la precisión del sistema y los botones de acceso directo.

La de la izquierda hace las veces de ordenador de a bordo y se maneja mediante los botones táctiles que tenemos en un volante multifunción, que destaca por su tacto y grosor. En este caso también hay que destacar unos gráficos muy avanzados y la posibilidad de ver todo tipo de datos diferentes, con una personalización exquisita. Por encima de esta pantalla también alcanzamos a ver un Head-Up Display con unas dimensiones ejemplares.

Aunque del Mercedes MBUX probablemente lo que más llame la atención sea el avanzado asistente por voz. Creemos que es el mejor en la actualidad, pues su inteligencia hace posible que entienda comandos más complejos. No solo es capaz de sintonizar un dial de radio o reconocer una dirección, sino que también podría subir la temperatura del climatizador si le decimos que hace frío. Por cierto, la climatización también se puede controlar desde la botonera que queda por debajo de la pantalla.

Y si vemos que la tecnología es muy avanzada en el Mercedes GLA, también hay que mencionar que la calidad no se queda muy atrás. Los acabados y materiales empleados son mucho mejores que en su antecesor, teniendo que destacar en esta unidad algunos detalles como la tapicería mixta, las molduras en símil de carbono o algunos plásticos blandos. No destacan tanto otros plásticos duros o el abuso de piano black en algunas zonas. Aunque de día no se ve mucho, pero su iluminación ambiental también es muy llamativa. Se puede personalizar e incluso se pone azul en los aireadores cuando bajamos la temperatura o roja cuando la subimos.

La habitabilidad era uno de los puntos que más dudas arrojaba en este Mercedes GLA. El hecho de ser un poco más corto que su antecesor podía preocupar, pero hay que decir que sobre esta plataforma está mucho mejor aprovechado el espacio y que también contamos con 10 cm extra de altura. Eso se percibe en las plazas delanteras, que son muy amplias y en las que encontramos espacio en todas las direcciones. Además, los asientos son cómodos y contamos con reglajes eléctricos e incluso calefacción en esta unidad.

Cuando pasamos a las plazas traseras también nos llevamos una grata sorpresa. Aquí también hay más espacio que en el anterior GLA y contamos con la ventaja adicional de tener una banqueta con desplazamiento longitudinal. Esto significa que los asientos se pueden mover hacia delante y hacia atrás en dos partes y hasta 14 cm para adaptar el espacio que necesitamos aquí dentro y en el maletero.

Los respaldos también pueden reclinarse en varios niveles. En la posición más beneficiosa para el habitáculo vemos cómo hay espacio de sobra para las piernas y también uno bastante generoso para la cabeza. La única pega sería la anchura y que la plaza central carezca de forma y tenga el túnel de transmisión.

Maletero

El maletero del Mercedes cuenta con 435 litros de capacidad, lo que significa que cuenta con 14 litros más que su antecesor, pero que sigue lejos de sus principales rivales que superan los 500 litros de maletero. En su favor hay que decir que destaca por el portón de apertura eléctrica que nos deja una boca de carga ancha y situado a una altura no demasiado elevada. Permite cargar objetos voluminosos en su moldura protectora y nos deja con unas formas rectas muy aprovechables.

Encontramos algunos accesorios para fijar la carga como ganchos y redes. También podemos ver como el piso se puede colocar a dos alturas y que por debajo hay hueco para el kit antipinchazos. Para obtener todo su potencial basta con abatir los asientos traseros en tres partes (40:20:40) para conseguir una superficie plaza y hasta 1.430 litros de capacidad. 

Equipamiento

En cuanto al equipamiento del Mercedes GLA, lo cierto es que sorprende por tener una dotación muy completa incluso de serie. Este modelo ya viene de acceso con faros LED, llantas de 18 pulgadas, barras de techo en aluminio, asientos confort, tapicería símil de cuero Ártico negro, interior con elementos de adorno, alfombrillas velours, cámara de marcha atrás, sistema MBUX, pantalla táctil, volante multifunción en cuero, tempomat, detector activo de cambio de carril o tren de rodaje comfort.

A todo lo anterior se pueden sumar algunos paquetes interesantes para completarlo aún más. Por ejemplo, el AMG Line sirve para darle un toque deportivo con paragolpes diferenciado y llantas de mayor tamaño. También aparecen otros como el paquete Night con barras de techo negras y cristales tintados o el de asistencia a la conducción. El más destacado sería el paquete Premium Plus que hace que el GLA tenga prácticamente de todo.

Para más exclusividad, aparece la Edition 1 con un aspecto de lo más llamativo gracias a detalles como los faros LED High Performance, barras de techo en negro, llantas de 20 pulgadas, tapicería de cuero perforado y microfibra, iluminación ambiental, elementos de adorno con estructura de carbono o alfombrillas especiales.

Nuestro ejemplar tenía algunos bastantes de estos elementos, estando más o menos entre un AMG Line y un Edition 1, sumando más extras. El tener componentes como también hace que suba el precio notablemente. De hecho, al final mencionaremos que es una de las principales pegas del modelo, pues está algo por encima de la competencia.

Motor

La gama mecánica del Mercedes GLA sigue siendo realmente completa y ofrece versiones en prácticamente todos los combustibles. Aunque el diésel no es lo que más se vende actualmente hay varias opciones de cuatro cilindros. Comienza con el GLA 200 d con 150 CV, que también está disponible con la tracción total 4MATIC. Mientras que por encima queda el GLA 220 d con 190 y que solo tiene tracción a las cuatro ruedas.

Por la parte de la gasolina la gama arranca con el GLA 180 de 136 CV, le sigue este GLA 200 de 163 CV que tenemos entre manos y termina con un 250 4MATIC con 224 CV. No contamos aquí las versiones deportivas de Mercedes-AMG que pueden tener 306 y 422 CV. Dos cosas llamativas de la gama del SUV compacto. La primera es que solamente está disponible con transmisiones automáticas, se ha eliminado por completo el cambio manual. La segunda es que acaba de estrenar la variante híbrida enchufable GLA 250 e con 218 CV y hasta 61 km de autonomía eléctrica.

En este caso, tenemos como unidad de pruebas a un Mercedes GLA 200, la variante intermedia de gasolina con el nuevo motor de cuatro cilindros y 1.33 litros. Se trata de un ejemplar de 163 CV y 250 Nm que cuenta con tracción delantera y que va ligado a la transmisión automática 7G-DCT. Con estas características, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h. Ahora vamos a ver como se comporta.

Comportamiento

Ya desde el principio notamos que estamos ante un crossover. Tenemos una posición elevada, concretamente 14 cm por encima de lo que estaríamos en un Clase A. Hay que alabar así de primeras su tecnología durante la marcha. El control por voz nos ayuda con muchas gestiones y tenemos un navegador que nos ayuda con la ruta mediante la realidad aumentada. Por no hablar de la cantidad de ayudas a la conducción que tiene este ejemplar, algunas un poco intrusivas como el mantenimiento de carril que nos frena si pisamos la línea.

Aunque si nos centramos en el comportamiento puro del coche, hay que empezar diciendo que la nueva mecánica de gasolina de 1.33 litros resulta una opción válida para la mayoría de usos. A pesar de su tamaño tan compacto, los 250 Nm de par que consigue son suficientes y nos dejan con buenas aceleraciones en la zona media del cuentarevoluciones. También es cierto que a veces nos da la sensación de que tuviera menos de los 163 CV que declara. Por ejemplo, los diésel consiguen mejorar esa sensación notablemente y el GLA 200 d apenas cuesta 325 euros más.

Si hablamos de la transmisión automática 7G-DCT, hay que decir que se trata de una caja de doble embrague ya conocida por su equilibrio. En general cuenta con unos desarrollos bastante largos para favorecer a los consumos y eso hace que solamos rodar en una marcha más larga. Sin embargo, para jugar con eso están los modos de conducción y también las pequeñas levas metálicas tras el volante, que permiten cambiar manualmente.

Si volvemos a los modos de conducción, hay que decir que son los habituales Eco, Confort, Sport e Individual y que sirven para modificar algunos parámetros como el tacto de la dirección, la respuesta del acelerador o la propia transmisión. No es que haya un cambio radical en su comportamiento, pero sí que nos pueden ayudar en algunas situaciones. Por ejemplo, es aprovechable el modo vela del Eco o la respuesta más rígida del Sport.

A pesar de esta estética tan de todocamino que vimos anteriormente, lo cierto es que el GLA es un modelo con una vocación más urbana. Sí que se podrá salir a ciertos caminos y pistas fáciles, pero no está enfocado en hacer una conducción off road y menos en esta variante sin tracción total. Decimos esto porque su altura libre al suelo es de apenas 143 mm y porque sus ángulos todoterreno son muy limitados, con uno de ataque de 18,3º, uno ventral de 14,4º y uno de salida de 17,8 º. En ese sentido el Mercedes GLB que probamos hace tiempo sería más válido.

Aunque lamentamos decir que este Mercedes GLA no es un coche que transmita sensaciones deportivas. Es bastante ágil gracias a sus 1.485 kg de peso, pero no destacará especialmente en tramos de curvas. En ciudad se mueve bien y fuera de ella también, pero lo más destacable de este modelo quizás sea la calidad de rodadura que consigue. La insonorización del habitáculo es muy buena y apenas llegan vibraciones ni ruidos a bordo.

Terminamos la prueba diciendo que sus consumos rondaron los 7,5 litros durante la semana. No está mal si tenemos en cuenta que la mayoría de desplazamientos se realizaron por carreteras secundarias y que estamos ante el tipo de carrocería que menos favorece a los consumos.

Opinión coches.com

El segmento de los SUV compactos es uno de los más disputados en la actualidad. Con la segunda generación del Mercedes GLA, la marca de la estrella quiere posicionarse como una referencia ante sus duros rivales. Está a la altura gracias a un diseño mejorado y con más personalidad que nunca. También gracias a un interior cargado de tecnología y que ha mejorado en calidad y en habitabilidad. Por no hablar de su completa gama mecánica que ahora tiene incluso opción híbrida enchufable.

Sin embargo, se queda atrás por algunos detalles como un maletero escaso o un comportamiento dinámico menos expresivo. Por no hablar de que estamos ante una de las opciones más caras del segmento. Este GLA 200 parte de 40.800 euros, pero puede acercarse a los 60.000 euros en caso de que se opte por muchos elementos de la lista de opcionales, como es el caso de la unidad de pruebas.

Mercedes GLA 200 7G-DCT
7.8Nota
Lo mejor
  • Interior amplio y aprovechable
  • Tecnología destacada
  • Gama mecánica completa
Lo peor
  • Maletero justo
  • Solo con cambio automático
  • Precio final elevado
Diseño7.5
Habitabilidad8
Acabados8
Maletero7
Equipamiento8.5
Motor8
Comportamiento8
Calidad Precio7

Galería de fotos:

  • Mercedes
  • Mercedes GLA
  • todocamino