Logo de Noticias Coches
Toyota bZ4X 2022 prueba – 668.1
Pruebanoticias/
Luis Ramos Penabad

Toyota bZ4X, a prueba: no es un Land Cruiser… ¡pero cómo se defiende en el 4×4!

Toyota es la marca reina de los coches híbridos. Son más de 20 millones los vehículos que la firma lleva fabricados con este sistema de propulsión. Y ahora quiere demostrar que toda esa experiencia en baterías sirva a la hora de fabricar coches eléctricos con el BZ4x, el primer modelo de la nueva generación de coches eléctricos de la marca. 

Hemos viajado a Copenhague para conocer en vivo y conducir al Toyota Bz4x por primera vez. La marca promete eficiencia y fiabilidad, los dos argumentos que han sido vitales en el éxito de sus coches híbridos.

Para bautizar al coche no han cogido un montón de letras al azar y las han juntado. Forma parte de la estrategia Beyond Zero de la marca, de ahí las dos primeras letras. El 4 se refiere al tamaño del coche y la X a que es un SUV.

¿Lo harán tan bien con los eléctricos? ¿O llegan tarde como dicen muchos? Tenemos una unidad con tracción total, con 218 CV de potencia total, para comprobarlo.  No tiene un precio definitivo, ya que la marca ha postado, al menos en su primera etapa comercial, por el renting como único modo de poder disfrutarlo, con cuotas de entre 599 y 699 euros al mes a través de Kinto One. Veamos qué ofrece por esa tarifa:

Exterior

La parte delantera se ve muy angulosa y a la vez limpia, ya que todos los sensores se han ocultado tras la barra delantera. Y por supuesto, no tiene una parrilla enorme como otros SUV de combustión, lo que no significa que no haya motor aquí, sino que le basta con la rejilla delantera inferior.

Ópticas full Led de mirada afilada y, yendo hacia el lateral nos encontramos con unos pasos de rueda enormes en plástico. Es el típico detalle que no gustará a todo el mundo pero que le da ese toque más aguerrido y aventurero.  Es en la aleta delantera izquierda donde se ha ubicado la toma de carga, partiendo la portezuela, mitad de plástico, mitad de chapa.

Me gusta la línea en general del modelo, que se ve más coupé que un RAV4, que es su equivalente. No se debe tanto a la caída de la línea de techo  sino a lo tendida que va la luneta trasera. 

El Toyota bZ4x mide 4.690 mm de longitud, es un poco más grande que el RAV 4. Es también algo más bajo, se queda en 1.650 mm y tiene 1.860 mm de altura. Llamativa su distancia entre ejes, que se va a los 2.850 mm y garantiza un interior muy amplio.

bZ4X

vs RAV4

LONGITUD

4.690 mm

+ 95 mm

ANCHURA

1.860 mm

+ 5 mm

ALTURA

1.650 mm

-35 mm

BATALLA

2.850 mm

+ 160 mm

El coche se ofrece en España con seis colores de carrocería, que se combinan con el techo en contraste en negro en el acabado más alto (salvo que lo elijas justo en ese tono claro). La unidad que probamos y a la que corresponden estas imágenes tenía el color gris Átomo, que es el de lanzamiento.

Interior

Tenemos la pantalla más grande que equipa la marca, de 12,3 pulgadas. No vamos a detenernos en mayor profundidad en su funcionamiento durante la prueba a fondo, cuando tengamos el coche una semana, pero está muy por delante de lo que equipa Toyota en otros modelos tanto en imagen, gráficos y velocidad de respuesta. Un pero es que toda la zona a su alrededor está rematada en negro piano.

Tenemos un buen espacio en la parte delantera. La posición de conducción es algo más baja que en un RAV4, erguida, pero no demasiado dominante sobre la carretera. Y tiene su miga, ya que la ubicación del volante puede no convencer a todos los conductores.

Se trata de un aro totalmente redondo pero en una posición algo baja y, para mi gusto, adelantada. En mi caso, si pongo el volante elevado, no veo bien la pantalla de 7 pulgadas de la instrumentación, queda oculta por la parte superior del aro.

Este “problema” puede resolverse… en 2023, Entonces llegará el sistema One Motion Grip y se empleará un volante con la parte superior cortada, que no precisa ser girado del todo para

Me gusta la combinación de materiales que ha usado Toyota y la apariencia en general es buena. La partes más bajas tienen plásticos que se notan más duros y “baratos”. De todos modos, es algo que vemos en todos los SUV eléctricos, incluso de marcas premium.

Y en el apartado práctico, no hay guantera. La marca nos contaba que era para tener un espacio más liberado en la parte ante el acompañante. Queda en parte compensado por los huecos prácticos que hay en la consola central. Hay uno bajo, donde podemos llevar un bolso pequeño, por ejemplo.

En la parte superior un espacio con carga inalámbrica para dejar el móvil, con una tapa transparente que te permite verlo, si bien el sistema de infoentretenimiento cuenta con Android Auto y Apple Carplay. Y para llevar los papeles puedes usar el cofre central entre los asientos. Cuenta con una caja superior, que deja un hueco bajo ellos bueno para ello.

Detrás contamos con mucho espacio longitudinal para las piernas y buena altura, pero como en muchos eléctricos, quedan las rodillas algo altas, al haber poca distancia entre la banqueta y el piso, se nota que hay unas baterías debajo.

Toyota ofrece asientos calefactados en los acabados altos, con salidas de aireación al final de la consola central y un par de tomas USB-C.

Maletero

El Toyota bZ4X anuncia 452 litros de maletero. Más que la cifra en sí me gustan sus formas regulares y que el borde de carga no está demasiado elevado. Cuenta en España con portón de accionamiento eléctrico, desde el acabado más sencillo.

Puedes colocar el piso a dos alturas (aunque no hay mucha diferencia entre ambas) y bajo él hay un hueco para dejar los cables de carga. También puedes abatir los respaldos de los asientos traseros, que se encuentran divididos en dos partes, en proporción 40:60, para conseguir un espacio más amplio, con el piso totalmente plano.   

Equipamiento

Habrá novedades de cara al futuro pero la gama inicial es sencilla y completa. En este primer periodo comercial la marca ha estructurado la oferta del bZ4x en dos terminaciones, ambas disponibles con los dos tipos de tracción:

  • bZ4X Advance: Cuenta con el cargador embarcado de 11 kW (que admite corriente alterna trifásica), un detalle no menor pues en otros países cuenta con uno más básico de 7,4 kW. También llantas de 18 pulgadas y faros LED, la pantalla del sistema multimedia de 12,3 pulgadas y el cuadro de instrumentos con pantalla de 7 pulgadas. No faltan sensores de aparcamiento, asientos tapizados en tela y cuero, el del conductor con ajustes eléctricos o el cargador inalámbrico, entre otros.
  • bZ4X Style Plus: Presume de una carrocería bicolor con techo en negro, llantas de 20 pulgadas, faros delanteros multi LED, barras de techo o techo panorámico.

El precio, pues como te decíamos al inicio, solamente se ofrece en modalidad de renting. De este modo la marca pretende seguir controlando estos vehículos tras los primeros años de uso y seguir rentabilizándolos. Con el acabado más sencillo y tracción delantera se pagan 599 € al mes, pero la cuota puede reducirse pagando entrada (algo poco habitual en el renting, por otro lado).

La marca ha anunciado también acuerdos con Iberdrola y Endesa para que los clientes (bien particulares o empresas), puedan instalar un cargador con condiciones especiales.  

Motor

De mover al Toyota BZ4x se encarga uno o dos motores eléctricos:

  • FWD: La versión sencilla es de tracción delantera y cuenta con un motor con 150 kW de potencia (204 CV) y 265 Nm de par. Consigue acelerar en 7,5 segundos.
  • AWD: La segunda variante es 4×4, con tracción total desarrollada junto a Subaru y gemela del Solterra. En este caso tiene dos motores, uno en el eje delantero y otro trasero, de 80 kW (109 CV) cada uno, con el que ofrece 160 kW (218 CV) en total y 336 Nm de par. Este extra de potencia le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos.

De frenar al coche se encargan unos discos ventilados en ambas ruedas, algo que lo distingue de los SUV eléctricos del Grupo VAG, caso del Volkswagen ID.4, el Skoda Enyaq o el Audi Q4 e-tron.   

En ambos casos la batería de iones de litio tiene 71,4 kWh de capacidad y cuenta con un sistema de refrigeración líquida. En el de tracción delantera homologa 516 km de autonomía, con un consumo bajísimo, de 14,6 kWh /100 km. El modelo de tracción total sacrifica algo de autonomía y se queda en 470 km, ya que su consumo se eleva a 15,8 kWh / 100 km en el mejor de los casos.

La potencia de recarga máxima en corriente continua es de 150 kW, lo que permitirá recuperar, en condiciones ideales, un 80 % de su capacidad en aproximadamente 30 minutos. De querer cargarlo en casa, con corriente alterna, tienes un cargador a bordo de 11 kW.

Comportamiento

En marcha, el Toyota bZ4x se beneficia de ser un coche eléctrico. Muy silencioso. De hecho, tras probar muchos SUIV eléctricos, es de los mejores en este sentido, sin apenas ruido del motor. Solamente llega algo de rumorosidad aerodinámica y ruido de los neumáticos.

La marca nos contaba que quería dar a su coche un tacto Toyota. Esto quiere decir que se buscan reacciones seguras, que las tiene, y también un toque de placer de conducción. Eso sí, no esperes sensaciones. Entrega, como todos los coches, el par de manera instantánea, pero no de manera brusca.

Y esa gestión electrónica de la entrega de potencia me gusta. Porque el coche reacciona muy bien, vas a salir el primero en los semáforos, adelantar sin problema… pero no nos parece pasional.

Tiene un centro de gravedad muy bajo, se nota que va hasta 9 centímetros más bajo que en un RAV4, con las baterías en posición más baja entre las ruedas. En lugar de ir sobre el chasis como en los híbridos, normalmente bajo los asientos traseros, en este eléctrico forma parte de él.

Gracias a ello el coche responde rápido en curva, sin apenas balanceos típicos en SUV y crossover. El problema es la dirección, muy poco comunicativa y cuesta coger confianza con ella a ritmos rápidos. No obstante, no es un coche pensado para ello, sino que el coche, sobre todo estas versiones con tracción total, se ha pensado para ser eficaz fuera del asfalto, y eso se consigue con el botón X-Mode.

El modo X-Mode, en el que Subaru ha llevado la voz cantante, permite que el coche se enfrente a cruces de puentes sin inmutarse, así como con un control de descenso y subida de pendientes muy eficaz, en el que solo debes preocuparte del volante. Es capaz hasta de vadear ríos de 50 cm, lo comprobamos en una pista que Toyota dispuso para ello. 

Y luego en la conducción más habitual es un coche agradable de llevar y con el que conseguimos unos consumos bajos (si bien hay un truco en ello) y también un tacto de frenos bastante bien logrado. Normalmente en los eléctricos con frenada regenerativa el tacto no es muy agradable, pero en Toyota lo han amortiguado bastante.  No contamos con conducción one pedal, pero sí con un botón en la consola que aumenta la frenada regenerativa cuando levantas el pie del acelerador, pero no hasta el punto de parar al coche por completo.

Opinión coches.com

Toyota llega al segmento de los SUV eléctricos en el momento exacto. Hoy en día, en España, el segmento de los SUV grandes ya un 15 % del mercado particular se decide por un modelo de propulsión exclusivamente eléctrica.

¿Qué ofrece el Toyota bZ4x? Pues no ofrece grandes sensaciones de conducción, aunque va más aplomado en carretera que un Toyota RAV4 Plug-In Hybrid que nos gustó mucho en la prueba. Sí nos parece que tiene reacciones seguras y un rodar muy confortable, propio de los coches eléctricos.

No va a cambiar la industria, como sí hizo en su momento el Prius, pero sí que ofrece, en comparación con otras alternativas, ese sistema X-Mode que le da un toque más offroad que otras alternativas.

Es una pena no poder comparar su precio final con otros rivales, pero en esta situación de crisis de componentes y de fabricación, Toyota ha apostado por la fórmula del renting y su precio es ajustado cuando comparas la cuota de renting con la de otros SUV eléctricos… sabiendo además que el coste de la electricidad es más bajo que la gasolina.

El gran punto fuerte de este coche, que es la fiabilidad, no podemos probarlo en este primer contacto, pero desde Toyota aseguran que han trabajado en los componentes clave del vehículo, como las baterías y la gestión de sus temperatura. El otro, el consumo. Logramos poco gasto de energía, pero en un país donde su punto más elevado es de 171 metros sobre el nivel del mar, se ajusta poco a un uso en España. Así que esperamos probarlo a fondo pronto para analizarlo mejor.

Toyota bZ4X AWD Style Plus
8.1Nota
Lo mejor
  • Confort de marcha superior
  • Capacidades 4x4 por encima de la media
  • Tecnología de batería y refrigeración
Lo peor
  • No disponible para compra convencional por el momento
  • Acabados en partes bajas y posición de conducción extraña
  • Dirección muy poco comunicativa
Diseño8.5
Habitabilidad8
Acabados7.5
Maletero7.5
Equipamiento9
Motor8.5
Comportamiento8
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

  • coches eléctricos
  • todocamino
  • Toyota
  • Toyota bz4X