No solamente en España hay casos de gente saltándose a la torera los límites de velocidad (como Antonio, el que hacía pasadas a 300 km/h por una carretera comarcal) y otras leyes de seguridad vial.

Si hace poco veíamos el desastroso pique entre Lamborhinis en Taiwan, en esta ocasión es nada más y nada menos que un Bugatti Veyron el que quiere probar sus límites en la vía pública de Arizona (EE.UU.). Claro que eso de llegar a los límites, si hablamos de un Bugatti Veyron, significa sobrepasar por mucho los 320 km/h (en el caso de la variante Super Sport, 431 km/h).

El titular de la cuenta de YouTube que subió el video dice que el coche hizo siete pasadas y alcanzó velocidades alcanzadas en el rango de 215-225 millas por hora. Esto significa nada menos que entre 345 y km/h y 362 km/h… pero lejos de los 401 km/h que alcanza el Veyron “normal” o los 415 km/h que puede alcanzar el Veyron Grand Sport.

En una semana el vídeo fue visto por más de 1.200.000 personas… entre ellos la policía de Arizona, que no han dudado en calificar el acto como “criminal“. Al parecer las siete pasadas que se ven en el vídeo, desde distintos ángulos, fueron en 2009. La identidad del conductor no se revela plenamente, así que no hay mucho que las autoridades puedan hacer ahora. Tampoco hay manera de saber con certeza dónde se grabó el video, aunque la policía de Arizona dice que el conductor iría directo a la cárcel si lo atrapan tratando de repetir el acto en su jurisdicción.

Pero hay algo raro… Parece que la policía estatal tuvo oportunidad de pillar al conductor. Al final del vídeo se ve el Veyron parado al lado de la carretera por la Patrulla de Carreteras de Arizona, pero la descripción del video dice que el conductor no fue citado porque sólo iba a 80 millas por hora (unos 130 km/h) en aquel momento y el funcionario “sólo detuvo el coche para echarle un vistazo”. Si hubiesen sabido entones lo que había estado haciendo un rato antes… Esto:

Vía: Yahoo News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta