Si te consideras un apasionado del mundo del motor y más aún de los superdeportivos, el vídeo que te traemos hoy te va a doler…  y mucho. Si, tal y como estarás pensando, se trata de un incidente que tiene como resultado un coche dañado, pero tranquilo que esta vez los causantes de dichos incidentes no son unos críos destrozando coches sin pudor alguno.

Este fin de semana ha tenido lugar en Londres una concentración de superdeportivos donde cientos de aficionados se han dado cita para admirar y contemplar coches al alcance de muy pocos. En este contexto entró en escena un Lamborghini Huracán gris impresionante, tal y como puedes apreciar en el vídeo, que se emparejó junto a otro de color verde. A partir de ahí… toda una catástrofe, y es que además no se trataba de un Lamborghini normal, sino que era un Huracán Performante, uno de las versiones más deportivas y exclusivas.

Como podemos ver en el vídeo en apenas unos segundos el coche pierde el control y acaba chocando contra un muro y un árbol. ¿Cómo es posible que haya sucedido esto? Pues parece que la respuesta es sencilla. Lo primera sensación que nos deja el vídeo es que el conductor del superdeportivo pretende impresionar a los allí presentes. Para ello empleó el Launch Control pero parece que el resultado no fue el que esperaba… Si a esto se le suma que las condiciones no eran las idóneas para activar este modo, parece que sucedió lo que tenía que suceder. Este modo no es aconsejable emplearlo en la ciudad y menos aún en una vía estrecha y con coches aparcados a los lados. Parece que tampoco ayudó la extremada velocidad de arranque del Lamborghini Huracán ni el estado frío de sus neumáticos.

Por suerte el percance sólo tuvo como víctima el propio superdeportivo y ninguna persona del público allí presente resultó herida.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta