El Aston Martin DBS Superleggera es el nuevo buque insignia de la firma de Gaydon. Un modelo que recuperaba una denominación histórica y que ha sido llamado a ser el ‘gran turismo’ definitivo. Aunque para eso se tendrá que enfrentar a rivales de la talla del Ferrari 812 Superfast. Todavía no hemos podido ver ese duelo, pero hoy vemos al deportivo británico batiéndose en duelo con el nada despreciable Mercedes-AMG GT R.

Aunque queda claro que no son competidores directos, una carrera de aceleración entre ambos puede ser interesante. El alemán que triunfó en el ‘Infierno Verde’ parte con cierta desventaja. Equipa un motor V8 biturbo de 4.0 litros que desarrolla 585 CV y 700 Nm de par, nada mal para un coche que tiene un peso rebajado a 1.630 kg . El bloque va montado en posición delantera y la tracción pasa directamente al eje trasero.

Por otro lado, el Aston Martin DBS tiene la misma configuración, aunque en este caso con una mecánica V12 biturbo de 5.2 litros que llega hasta los 725 CV y 900 Nm de par. La diferencia entre ambos es sustancial, aunque hay que decir también que el Aston es ligeramente más pesado y arroja 1.693 kg sobre la báscula. El equipo de Top Gear los enfrenta al cuarto de milla desde parado y el resultado es, cuanto menos, llamativo.

El Aston Martin DBS Superleggera acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, de ahí su ventaja en los primeros metros respecto al Mercedes-AMG GT R que lo hace en 3,6 segundos. Sin embargo, en el segundo tramo de la batalla, el modelo de la estrella recupera distancia y se termina imponiendo con algo por algunas décimas. Nos quedamos con las ganas de ver un duelo más desarrollado entre ambos y con más pruebas, como por ejemplo una vuelta rápida a un circuito.

Fuente: Top Gear

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta