La historia del Porsche 911 no puede entenderse sin su motor bóxer de seis cilindros. A lo largo de sus diferentes generaciones ha sufrido algunas modificaciones. Sin ir más lejos, en el actual Porsche 911 2016 se ha añadido la sobrealimentación, algo hasta entonces exclusivo del 911 Turbo pero que, como pudimos ver en nuestra prueba, sigue siendo una delicia de conducir.

Originalmente refrigerados por aire (hoy son de los 911 más deseados y caros) estos bloques de cilindros opuestos, que hoy solamente los de Stuttgart y Subaru mantienen en sus vehículos son una de las señas de identidad del deportivo europeo por excelencia. Colocados detrás del eje trasero (donde solamente una mecánica de estas características podría tener cabida) se trata de toda una declaración de intenciones y del mayor respeto hacia a gestación de la forma, con el Porsche 356.

Todavía hoy ofrecen a los apasionados de la conducción un sonido muy característico y embriagador. Y cuando uno ve una maravilla como la que viene a continuación, un vídeo del desmontaje del motor bóxer de un Porsche 911 en time lapse, en alta definición, el mito no hace más que acrecentarse.

El vídeo es obre de 9:11 Magazine, una serie de vídeos que produce la marca alemana en los que, además de promocionar los últimos lanzmientos y tecnologías, se repasan los éxitos de la marca en competición… o se desmonta un motor de un Porche 911 Carrera de 3.2 litros de los años 80 como si tal cosa. Disfrútalo:

Fuente: 9:11 Magazine
Vía: Jalopnik

1 COMENTARIO

Deja una respuesta