Ya hemos hablado de los sistemas de seguridad que serán obligatorios en Europa a medio plazo. Se aprobó una nueva normativa que incluía un buen número de tecnologías que tendrán que estar en todos los coches nuevos para 2022. Aunque se trata de una imposición para dicha fecha, lo cierto es que ya hay muchos vehículos que pueden contar con esos sistemas en la actualidad, bien de serie o bien opcionalmente. Hoy vamos a hablar de los detectores de somnolencia o pérdida de atención del conductor.

En DS lo llaman monitorización de la atención y creen que será una de las claves para evitar accidentes en el futuro. La fatiga del conductor es un factor de riesgo muy importante, de hecho en nuestro país se han registrado más de 800 muertes en accidentes relacionados con la somnolencia en apenas cinco años. Precisamente con esta tecnología se quiere reducir esa cifra de una forma bastante sencilla que queda explicada en el siguiente vídeo.

El Driver Attention Monitoring de DS emplea dos cámaras infrarrojas, montadas sobre el volante y en la parte superior del parabrisas, que están todo el tiempo “vigilando” al conductor. Tratan de detectar síntomas de cansancio y/o distracción centrándose en tres rasgos de la persona: en los ojos, los párpados y el cuello. Del mismo modo, se analiza la conducción, teniendo en cuenta la posición del vehículo en el carril o si hay cambios de dirección repentinos o inesperados.

Si se detectan signos de distracción o somnolencia aparece una alerta sonora y un aviso en la instrumentación del vehículo recomendando al conductor que pare a descansar. Esa advertencia a tiempo puede prevenir algunos accidentes y ya está disponible en el DS 7 Crossback, el SUV grande de la gama que tuvimos la ocasión de probar hace tiempo. Precisamente una de las cosas que destacamos de este ejemplar fue las tecnologías disponibles.

Fuente: DS

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta