Josh Clason continua su periplo por Estados Unidos para traernos increibles historias relacionadas con coches. Tras conocer a JDM Legends y su amor por los clásicos japoneses y a un seguidor de los BMW 2002, el precursor de la Serie 3, ahora se acerca a una de las mecas del automovilismo de Estados Unidos, las Bonneville Salt Flats.

En estas salinas del Estado de Utah se citan muchos aventureros de todo el mundo para intentar batir alguno de los más varipintos récords de velocidad. Pero aunque el objetivo último es grabar su nombre en la historia, más allás de la competición hay un enorme grado de camaradería. Disfruta del vídeo:

Vía: Hypebeast

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta