El McLaren P1 es uno de los superdeportivos más rápidos del planeta. Ya lo demostró allá por el año 2013 haciendo un tiempazo en Nürburgring de 6 minutos y 57 segundos. Aunque ahora, la marca de Woking ha vuelto al ‘Infierno Verde’ con más fuerza. Desde hace poco Lanzante esta cogiendo algunos McLaren P1 GTR (la versión solamente para circuito) y haciendo las modificaciones pertinentes para que puedan rodar en carretera abierta.

El resultado ha sido el McLaren P1 LM, que el año pasado se convirtió en el coche más rápido en Goodwood, y que ahora ha hecho lo mismo en Nürburgring Nordschleife. Consigue el récord absoluto con un tiempo de vuelta de 6 minutos y 43,2 segundos. Después de eso salió del circuito y volvió a Reino Unido haciendo un largo viaje por carretera. El encargado de ponerse a los mandos del vehículo fue el piloto Kenny Brack, con una dilatada reputación.

No es de extrañar que el P1 LM haya superado en más de 10 segundos el tiempo del P1 ‘normal’. Con un peso de 1.390 kg, es incluso más ligero que el P1 GTR. Se mueve con la misma mecánica híbrida aunque con un aumento de cilindrada (de 3.8 a 4.0 litros) y alcanza una potencia de 1.000 CV y 1.050 Nm de par. Otra de las claves de este modelo es su aerodinámica, muy extrema y prácticamente igual a la del ejemplar de competición, ofreciendo un 40% más de carga.

Una curiosidad de este modelo es que Pirelli ha hecho unos neumáticos específicos para él. Se trata de unos semi slicks homologados para calle, los Trofeo R. Otro detalle es su volante, basado en el que utilizaba Lewis Hamilton en su McLaren MP4/23 de Fórmula 1. De momento Lanzante solo planea hacer cinco unidades del McLaren P1 LM, el de preproducción que ha batido el récord y cuatro más que han ido a parar a Estados Unidos, Japón, Emiratos Árabes y Reino Unido.

Fuente: Lanzante
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta