No dejan de llegar buenas noticias sobre Tesla, la compañía del emprendedor sudafricano Elon Musk. Tras los beneficios de 26 millones de dólares anunciados en julio,  se disparó en bolsa el pasado 8 de agosto. Eso ha hecho que la capitalización de Tesla se cuadruplicase en lo que va de 2013 y Elon Musk se lance a emprender nuevos retos como el Hyperloop. Pues bien, ahora es el Tesla Model S, un modelo del que ya conocemos sus precios y especificaciones europeas, el que le da una gran alegría al obtener la mejor nota en los test de impacto realizados por las autoridades de seguridad vial en Estados Unidos.

Así lo contaba Tesla en un comunicado, justo antes de que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), autoridad estadounidense encargada de dichas pruebas, haya publicado los resultados de sus últimos test. En ellos se asegura que el Model S disfruta, según Tesla, de la “probabilidad más baja de lesiones a los ocupantes“.

El Model S carece de un bloque de motor grande y tiene una zona de deformación mayor para proteger a los pasajeros en caso de un accidente, según la propia marca. Ello habría ayudado a que el coche lograra una puntuación combinada de 5.4 estrellas en las pruebas de la NHTSA.

Su consejero delegado y mayor accionista, Elon Musk, había bromeado en una entrevista en julio con que el coche tendría una nota de “seis o siete estrellas” si las pruebas del gobierno tuvieran tales designaciones. La excelente nota otorgada por la NHTSA al Model S se une a otro hito, también reciente, en la breve historia de la berlina eléctrica de Tesla: la máxima calificación en las pruebas de Consumer Reports, influyente publicación de cara a los potenciales compradores de automóviles en Estados Unidos. Y ha debido surtir efecto, pues las ventas del Tesla Model S ya superan a las de sus rivales como el Audi A8 o el BMW Serie 7.

Este es el crash test del Tesla Model S, en vídeo:

 

Fuente: Tesla

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta