Antes de su presentación la próxima semana, la tercera generación del Porsche Cayenne ha visitado durante los últimos tres años los cinco continentes para cumplir con el intenso y muy exigente plan de pruebas al que ha sido sometido por Porsche para verificar que todos y cada uno de sus componentes y el propio modelo están a la altura y cumplen con los fuertes requisitos que la marca aplica a todos sus modelos de producción.

El nuevo Cayenne ha recorrido más de 4,4 millones de kilómetros por todo tipo de carreteras, caminos y territorios sometido a muy estrictos procesos de comprobación y verificación de sus aptitudes en todo tipo de condiciones.

En el desértico Valle de la Muerte en Estados Unidos o sobre las imponentes dunas de arena del arenoso terreno de Dubai, el Cayenne soportó extremas temperaturas superiores a los 50°centígrados. En las heladas tierras de Alaska, el SUV de Porsche se vio sometido a intensas nevadas y gélidos vientos que hicieron descender los termómetros por debajo de 45° bajo cero.

En su recorrido alrededor del mundo, el nuevo Cayenne también visitó China y donde se encuentran ciudades con una humedad extrema donde el Cayenne respondió a la perfección a los test de funcionamiento a los que fueron sometidos todos sus sistemas y componentes.

E igual sucedió en sus visitas a otros territorios, como los diferentes tramos de carretera de  Suecia, Finlandia o España en donde los técnicos de la marca fueron poniendo a punto el coche, que también afrontó fuerte pruebas y test bajo condiciones de alto rendimiento en los circuitos alemanes de Hockenheim y el Nordschleife de Nürburgring o sobre la pista de alta velocidad de Nardó (Italia).

En todos ellos, los ingenieros de Porsche fueron dando cumplida cuenta del amplio programa de pruebas y test diseñado para el desarrollo del coche, verificando y comprobando el correcto encaje y funcionamiento de sus distintos componentes y sistemas.

Desde los primeros controles aplicados a su nueva base y plataforma, hasta las pruebas y exigentes test aplicados a los primeros prototipos y unidades de pre serie del modelo. Se efectuaron varios miles de pruebas tanto de simulación vertical en los laboratorios de Porsche en Stuttgart como en condiciones reales de conducción en carreteras abiertas y caminos de todo tipo para certificar la correcta armonización de todos sus componentes.

Según comunica Porsche, el nuevo Cayenne ha superado con notable éxito todas las  dificultades a las que se ha visto sometido y ya está listo para someterse a la más difícil de todas ellas: la aprobación del público y del mercado. El nuevo Cayenne se presenta la próxima semana y, a mediados de septiembre estará presente en el Salón del Automóvil de Frankfurt.

Fuente: Porsche
Vía: Newspress
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta