El BMW M4 CS es uno de esos deportivos que no deja a nadie indiferente. Esta versión incluye una importante dotación de equipamiento y un extra de potencia respecto al modelo de serie. Su capó y techo de CFRP (plástico reforzado con fibra de carbono), llantas específicas de 19 pulgadas delante y 20 detrás o los pilotos OLED son algunas de sus señas de identidad. También lo es el seis cilindros que descansa bajo su capó.

Porque, como es tradición en el modelo, equipa un motor de seis cilindros en línea de 3.0 litros que ha sido potenciado hasta los 460 CV. Gracias a ello es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanzar nada menos que 280 km/h, pues de serie cuenta con el paquete M Driver. No es de extrañar entonces que hiciera un tiempo en Nürburgring de 7 minutos y 38 segundos. Ahora vuelve al trazado pero con una finalidad muy diferente.

De la mano de Pennzoil, la marca de aceites, se ha desplazado un equipo al ‘Infierno Verde’. El cabeza de la expedición no es otro que Rhys Millen, un piloto conocido por su desempeño en el Rallycross y por hacer algunas ‘gymkhanas’ al estilo de Ken Block. Por lo tanto era de esperar verle con el BMW M4 CS sin seguir líneas rectas, sino desplazándose de lado a lado derrapando por el mítico trazado alemán y sus alderedores.

La producción se llama ‘Escaping the Ring’ y combina algunas tomas dentro y fuera de Nürburgring, todas ellas protagonizadas por el coche y las nubes de humo que levanta a su paso. En los planos del interior se ve como Millen domina con maestría el volante y el cambio para mover el coche a su antojo. Todo apunta a que veremos más vídeos de este tipo de la mano de Pennzoil, pues deja un final abierto que daría pie a ello.

Fuente: Pennzoil

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta