El 26 de septiembre de 1982 se estrenó en la cadena NBC norteamericana una de las series de televisión más emblemáticas de los años 80: El coche fantástico. Durante cuatro temporadas el programa que lanzó al estrellato mundial a David Hasselhoff contaba las aventuras de Michael Knight, un tipo empeñado en defender a los más débiles ayudado por un coche inteligente llamado KITT.

KIIT hablaba, conducía solo y tenía un millón de características únicas que lo convirtieron en el coche más famoso del mundo. Aunque se trataba de un serie de ciencia ficción y todas las tecnologías que tenía incorporadas KITT salían directamente de la imaginación del creador de la serie, Glen Larson, lo cierto es que muchas de estas tecnologías la industria automovilística las ha ido incorporando y hoy, 33 años después del estreno de ese primer capítulo, algunas son una realidad.

Coches sin conductor

coches-series-tv-5Que Kitt pudiera conducir solo era, sin duda, la característica que más impresionados dejaba a sus fans. Hoy en día esto no parece tan descabellado, si tenemos en cuenta que Singapur ya cuenta con una flota de coches autoconducidos o el coche autónomo que ha desarrollado Google. Además, cada vez más teléfonos inteligentes cuentan con apps que permiten manejar algunas funciones del coches, como la temperatura, sin necesidad de estar cerca del coche, al estilo del reloj que comunicaba a Michael con Kitt.

Sistemas anti-colisión

Kitt necesitaba un sistema para acudir en busca de Michael y no estrellasarse por el camino. los mecánicos del coche habían desarrollado un sistema anti-colisión que consistía en una especie de escaner que permitía al coche observar lo que tenía alrededor y así reaccionar a tiempo antes de producirse un choque. Hoy en día, el sistema anti-colisión es una realidad y, como ya te hemos contado, casi todos los coches nuevos lo llevan implementado.

Combustible de hidrógeno

Kitt era un coche respetuoso con el medio ambiente ya que era híbrido, funcionaba con hidrógeno y otros combustibles. Gracias al desarrollo de la pila de hidrógeno, éste se ha convertido en el combustible preferido en la actualidad debido al ahorro en emisiones que supone y porque poco a poco se consigue una mayor eficiencia de estos coches. El problema está en la dificultad que hay para popularizar el combustible por pila de hidrógeno por los escasos lugares de repostaje que hay aún, sin embargo, Japón ya se ha puesto manos a la obra con la ayuda de las principales compañías patrias: Toyota, Nissan y Honda.

Asientos inteligentes

Otra de las particularidades de Kitt era la posibilidad de monitorear las constantes vitales de Michael y, a través del asiento, el coche sabía si el conductor estaba lesionado o incluso si estaba enamorado. Inspirándose en esta idea muchas compañías han desarrollado asientos inteligentes que permiten al coche obtener información muy importante para la seguridad de los viajeros, como si el conductor tiene sueño.

Visibilidad

KITTTheKnightriderLos “ojos” de Kitt son la barra de luces rojas situadas en la parte frontal del coche. El ecualizador horizontal es la vía por la que Kitt puede ver a través de Rayos X o Infrarrojas. Mercedes se inspiró en esto y creó un sistema muy parecido que permite al conductor ver, gracias a una cámara y a través de un sistema de luces infrarrojas, en lugares con muy poca visibilidad. También el Mercedes Clase S es capaz de escanaer la carretera… y preparar suspensiones y amortiguadores del coche para viajar en coche… cual alfombra mágina.

Fuente: BBC Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta