Si nos adentramos en el segmento de los microurbanos es imposible no pensar en smart. Esta marca subsidiaria de Daimler y por lo tanto ‘hermana’ de Mercedes se encarga del desarrollo de vehículos de reducido tamaño y pensados para ciudad. Desde su creación, su modelo estrella ha sido el smart fortwo, el famoso biplaza de menos de 3 metros. Aunque ante las necesidades de una buena parte de su público decidieron lanzar el smart forfour que tiene capacidad para cuatro pasajeros.

El caso es que en la actualidad la contaminación y el medio ambiente son una de las grandes preocupaciones a la hora de hacer automóviles. Algunas grandes ciudades como Madrid, Barcelona o París ya están tomando cartas en el asunto con restricciones en episodios de contaminación, aunque el futuro no pinta demasiado bien. smart ha querido adelantarse a las prohibiciones y electrificar toda su gama bajo la denominación Electric Drive (ED).

Ya hemos tenido una pequeña toma de contacto con algunos de estos modelos que llegarán próximamente al mercado. Concretamente el smart forfour electric drive es la primera vez que se puede mover con un motor eléctrico, mientras que el smart fortwo ya contaba con esta versión desde antes (véase los populares Car2Go). Las primeras unidades llegarán en el mes de junio, aunque este modelo ya acepta reservas.

Exterior

Si algo tienen los modelos de esta marca, es un aspecto inconfundible. El forfour fue retirado del mercado unos años, pero ahora parece volver más fuerte que nunca. Se ha inspirado ligeramente en el prototipo smart fourjoy concept y presenta el mismo lenguaje de diseño que su hermano pequeño pero sumando dos puertas más. El frontal es muy personal y cuenta con una nueva calandra con forma de panal de abeja y unos faros estilizados.

En el lateral empieza a destacar la personalización, pues la célula de seguridad va pintada en distintos colores en función del acabado consiguiendo una carrocería bitono. En los electric drive además encontramos el logotipo en varios puntos. Mientras que en el biplaza solamente hay una puerta de grandes dimensiones, en este hay dos puertas con un tamaño más equilibrado. Las llantas estrenan diseño y pueden ser de 15 o 16 pulgadas. La toma de carga está en el mismo sitio donde estaba el acceso al depósito.

La zaga también es prácticamente clavada a la del fortwo. En este caso hay una caída del techo más prolongada y acaba en un pequeño spoiler que integra la tercera luz de freno. La luneta es de pequeñas dimensiones y por debajo está el logotipo de la marca con la cámara de visión trasera justo en el centro. A ambos lados se sitúan los pilotos traseros LED con una característica forma. Por debajo el paragolpes es del mismo color de la carrocería, pero el difusor es de plástico negro.

El smart forfour electric drive también es más grande que su antecesor. Mide 3,49 metros de largo (frente a los 2,69 metros del fortwo), 1,66 metros de ancho y 1,55 metros de alto (mismas medidas que el biplaza). La distancia entre ejes también se amplía hasta los 2,49 metros por lo que tendrá una habitabilidad bastante buena. Los 80 centímetros de longitud extra respecto al fortwo penalizarán ligeramente en maniobras al necesitar un radio de giro mayor.

Interior

El interior, si no contamos con las plazas traseras, es igual que el del pequeño de la casa. Nos encontramos con un diseño moderno y simpático que se puede personalizar en un alto grado. Aunque en la unidad que veis en las imágenes el salpicadero y las puertas van en color negro, también hemos visto otros ejemplares con la tela en naranja. Sobresalen en el salpicadero las salidas del aire acondicionado, que tienen forma esférica y que giran.

En general hay que decir que es un habitáculo minimalista. Desde el volante multifunción podemos utilizar el control de crucero y algunas opciones del ordenador de a bordo. La instrumentación es simple, con una gran media luna que marca la velocidad y una pantalla TFT a color para el resto de datos del ordenador de a bordo. Este eléctrico tiene otro indicador circular al lado izquierdo que indica el flujo de energía y la carga que tiene la batería.

El sistema multimedia se controla desde la pantalla táctil de 7 pulgadas situada en la consola central. Su funcionamiento es fluido e intuitivo, pero el navegador nos jugó una mala pasada en un par de ocasiones. Por debajo los mandos de la climatización, que están resueltos de una forma muy original con una lupa móvil. La calidad de este modelo no es mala y la tela que recubre el salpicadero da un toque curioso, pero seguimos viendo algunos plásticos duros menos agradables. Al fin y al cabo, se nota que este modelo comparte plataforma y algunos elementos con el Renault Twingo.

El espacio interior es bastante bueno debido a sus nuevas dimensiones. Las plazas delanteras son cómodas y espaciosas, además ofrece un puesto de conducción óptimo. Está homologado para cuatro pasajeros, por lo tanto en la parte trasera encontramos dos plazas separadas que tienen buenas cotas de anchura y altura, pero que no destacan por el espacio para las piernas. La parte positiva es que el acceso es muy cómodo debido al grado de apertura de las puertas. Uno punto negativo es que las ventanillas traseras tienes apertura de compás y no la tradicional.

Maletero

El maletero del smart forfour electric drive se mantiene en 185 litros de capacidad, bastante pequeño para sus dimensiones. Sus formas son rectas y aprovechables y contamos con un portón que aporta una gran boca de carga. El motivo de estas reducidas dimensiones es que el motor se sitúa justo por debajo del piso del maletero. Otro hándicap que tenemos en este eléctrico es que el cable de carga ocupa un valioso espacio del maletero.

Tampoco es posible llevar rueda de repuesto y en su lugar se monta el popular kit de reparación de pinchazos que aparece en un buen porcentaje de vehículos hoy en día. En el momento que necesitemos más espacio se puede abatir los asientos traseros (50/50) y la capacidad aumenta hasta los 975 litros. También se puede abatir el asiento del copiloto para transportar objetos de una longitud de hasta 2,22 metros.

Equipamiento

El smart forfour electric drive cuenta con el mismo equipamiento que el resto de versiones de la gama. De serie tiene elementos tales como llantas de 15 pulgadas, faros halógenos con luces diurnas LED, techo en tela negra, elevalunas delanteros eléctricos, cuadro de intrumentos con pantalla LCD monocroma, cierre centralizado con mando a distancia o Tempomat con control de velocidad. Otro elementos que trae de serie y que es clave en ciudad: el asistente de frenado activo con radar.

A esto se suman tres líneas de equipamiento. La primera es passion, que cuenta con la célula de seguridad tridion en color negro (también los retrovisores y calandra del mismo color) o tres combinaciones para tablero de instrumentos, revestimiento de puertas y asientos (negro/naranja, negro/blanco, negro/negro). La segunda es prime que añade elementos interesantes como los asientos delanteros calefactables o el detector de cambio de carril con testigo acústico y óptico.

El acabado proxy es el tope de gama y añade llantas de 16 pulgadas en color negro, interior tapizado en blanco/azul, techo panorámico con pantalla parasol o volante multifunción tapizado en cuero. Estos eléctricos también tienen la opción de escoger el paquete electric drive design, que tiene la célula de seguridad y los retrovisores en verde y llantas específicas. También hay otros paquetes y elementos en la lista de equipamiento opcional.

De serie también se incluye el cargador, con un cable para toma normal y otro para Wallbox. Otro elementos que de momento no está disponible pero que llegará en el próximo mes de septiembre es la aplicación smart control. Será gratuita durante tres años y permitirá llevar a cabo acciones como calentar o enfriar el coche a distancia o conocer algunos parámetros como su autonomía o si la batería está cargada.

Motor

Toda la gama de smart electric drive viene con un nuevo motor eléctrico síncrono de corriente continua de excitación independiente. Tiene una potencia de 60 kW (81 CV) y 160 Nm de par y está ligado a una caja automática monomarcha. La alimentación proviene de una batería de iones de litio que tiene una capacidad de 17,6 kWh. Cuenta con 96 celdas y proviene de Accumotive, una empresa de Daimler. Por ello la batería está incluida con el coche y no se entrega en alquiler como otras marcas. Tiene una garantía por ocho años o 100.000 kilómetros

Gracias a ella el forfour tiene una autonomía eléctrica de 155 kilómetros según el ciclo NEDC. Esta autonomía es inferior a la del biplaza (160 km) por temas de peso y también a la de otros modelos de la competencia como el nuevo Renault ZOE. Las prestaciones son algo tímidas pero aceptables teniendo en cuenta que es un eléctrico con enfoque urbano. Acelera de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos y su velocidad máxima es de 130 km/h.

Una de las principales desventajas del modelo es que hasta el próximo año 2018 no llegará el sistema de recarga rápida. De momento tendremos que conformarnos con una recarga al 80% en un tiempo de unas 6 horas y en el caso de contar con un Wallbox el tiempo se reduce hasta las 3,5 horas. Cuando llegue la recarga rápida se conseguirá tener la batería al 80 % en solamente 45 minutos.

Comportamiento

Nos toca ponernos al volante del smart forfour electric drive y nos esperaba una ruta mixta, con algunos tramos de autopista para comprobar que realmente es un coche que se puede utilizar a diario. Siempre es un gusto arrancar un eléctrico y que nos responda con ese silencio inusual. Además en este caso, smart ha hecho un buen trabajo con la insonorización, apenas nos llegan ruidos del exterior y goza de una buena calidad de rodadura.

En las zonas más urbanas se mueve como pez en el agua. Aunque su aceleración de 0 a 100 km/h era de 12,7 segundos, lo cierto es que el forfour electric drive pasa de 0 a 60 km/h en apenas 5,5 segundos. Esto nos asegura unas salidas rápidas en los semáforos y adelantamientos certeros a bajas velocidades. A esto hay que sumar una maniobrabilidad destacada, lógicamente algo por debajo del fortwo, pero aún así con un buen diámetro de giro de 9,05 metros.

La carga de la batería apenas baja cuando nos enfrentamos a zonas con cruces, rotondas o tráfico. En esas situaciones nuestras frenadas se encargan de mandarlas energía. También ayuda la retención, que cada vez que levantamos el pie del acelerador aprovecha el giro de las ruedas para recargar la batería. Ésta cuenta con cinco niveles de retención que no son seleccionables, sino que se vale del radar y lo hace en función de la velocidad o si tenemos un vehículo por delante. En todo caso la retención no es tan notable como en el BMW i3.

Pero cuando salimos a autopista la cosa cambia. No hay situaciones en la que la batería pueda recargarse y las velocidades altas el consumo eléctrico aumenta. Se puede rodar a 110/120 km/h sin problema (la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 130 km/h), pero de esta forma la autonomía va bajando con rapidez (incluso con el modo ECO) y nos puede llegar a entrar ansiedad. Durante la prueba nos pasó algo similar, nos entregaron el vehículo con menos del 70 % de batería y hubo algún tramo en el que tuvimos que conducir de manera eficiente para poder llegar al destino sin problemas.

Quitando ese detalle, que se puede eliminar si el usuario tiene claro el recorrido y la carga necesaria, el smart forfour electric drive es un coche que cumple las expectativas. Su puesta a punto busca la comodidad del pasajero con unas suspensiones algo blandas y que ayudan al filtrar los resaltos y badenes de la carretera. La dirección también va en esta línea y se presenta con un tarado blando y que no comunica demasiado al conductor.

Veredicto coches.com

El smart forfour electric drive es un coche el objetivo de ampliar la gama de vehículos eléctricos de la marca y ofrecer una mayor habitabilidad con sus cuatro plazas. Mantiene la estética original y atractiva del fortwo, pero sumando dos puertas extra que ayudarán en la decisión de compra a potenciales clientes. Aunque haya espacio para dos pasajeros más, habrá que tener en cuenta las limitaciones de su maletero de 185 litros y que alberga el cable de carga.

El equipamiento es muy completo y altamente personalizable, dando la opción de tener un smart muy colorido con distintos paquetes. Su motor eléctrico de 81 CV y su autonomía de 155 kilómetros son una baza a favor para entrar a las ciudades en el futuro incluso cuanto haya restricciones. También será necesaria que el cliente estudie el uso que da al vehículo, porque la infraestructura en España no está nada avanzada y aparecerán las limitaciones.

En todo caso, Mercedes ha llegado a un acuerdo interesante con Endesa que ayudará con la instalación de puntos de carga a particulares y la creación de la tarifa Tempo Zero Smart, que da al clientes hasta 1.200 kWh al año gratis (equivalente a unos 10.000 km)  si se recargada entre la 1 y las 7 de la mañana. El smart forfour electric drive tiene un precio de partida de 23.966 euros, algo elevado, pero que podrá reducirse sustancialmente con las ayudas y, sobre todo, cuando se confirme un nuevo Plan MOVEA.

Lo mejor

  • Estética original y llamativa
  • Muchas opciones de personalización
  • Al ser eléctrico no le afectan las restricciones

Lo peor

  • Capacidad del maletero
  • Precio sin ayudas muy elevado
  • Autonomía bastante limitada para algunos trayectos

Galería de fotos:

Ver galeria (32 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta