Existe una gran variedad de distintos tipos de autocaravanas, todas las cuales tienen ventajas y desventajas. Algunos de sus requisitos, como el tamaño y o su disposición, refinarán la elección. Pueden verse como pequeñas casas o mansiones, tener todos los lujos y poder eclipsar incluso a otros vehículos recreativos más grandes cuando se trata de metros cuadrados. Cada clase, como todo en la vida, tiene sus pros y sus contras, pero aquí no busques la guía definitiva como tal, sino una idea que te puede ayudar a aclarar algunas dudas, si es que las tienes.

¿Qué es una autocaravana?

Según la legislación vigente –Directiva 2001/116/CE–, una autocaravana queda referido a “todo vehículo especial de categoría M fabricado de modo que incluya una zona habitable con el equipo mínimo para resultar habitable con: un juego de varios asientos y una mesa, camas que pueden formarse por conversión de los asientos, una cocina, y un armario. Este equipamiento estará sujeto firmemente en la en la zona habitable; aunque la mesa podrá diseñarse para quitarla con facilidad”. Es decir, una casa a una escala relativamente reducida.

Tomando de referencia el Anexo II del Reglamento General de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (Definiciones y categorías de los vehículos), una autocaravana se define como un “vehículo construido con propósito especial, incluyendo alojamiento vivienda, y conteniendo, al menos, el equipo siguiente: asientos y mesa, camas o literas que puedan ser reconvertidos en asientos, cocina y armarios o similares. Este equipo estará rígidamente fijado al compartimento vivienda. Los asientos y la mesa pueden ser diseñados para ser desmontados fácilmente”.

¿Qué diferencia hay entre una caravana y una autocaravana?

Una caravana es, esencialmente, un remolque con cuatro paredes y un techo convertido para acomodar un espacio habitable. Una casa rodante, a menudo llamada autocaravana o vehículo recreativo (RV) al otro lado del charco, se considera tradicionalmente a un vehículo formado por una carrocería híbrida entre una furgoneta y una caravana, que ofrece una sala de estar, una habitación y un baño, y se ha construido sobre el chasis de un vehículo ya existente.

Por tanto, una autocaravana proporciona tanto transporte como alojamiento, y cuentan con un habitáculo que facilita la autonomía a sus usuarios al disponer de todos los espacios, servicios y tecnologías imprescindibles para llevar a cabo las actividades de una vida cotidiana, véase un comedor-salón, una cocina, un baño y, al menos, un dormitorio, además de lo que es la cabina de conducción y compartimento del motor y de la transmisión. Aunque es de tener en cuenta que nuestra legislación no permite en ningún caso la carga de mercancías.

Tipos de autocaravanas

Grosso modo, podemos clasificar las autocaravanas en cuatro clases: la capuchina, la perfilada, la integral y la camper. Por supuesto, hay muchos más tipos en función de la disposición de las áreas interiores, del tamaño, la forma de la carrocería o si han de estar adaptadas para personas con movilidad reducida. El mundo de las autocaravanas es tan extenso como el de los turismos, donde cada día aparecen nuevos segmentos que, en realidad, son definidos por las distintas estrategias de marketing.

En cuanto a lo que respecta a la ficha técnica, las autocaravanas con un peso superior a los 3.500 kilos son consideradas como tal a todos los efectos, pero se hace imprescindible contar con el permiso de conducir tipo C para poder conducirlas. Las dimensiones oscilan entre los 5 y los 7 metros de longitud, los 2,15 y los 2,25 m de anchura, y los 2,80 y los 3,15 m de altura. Por otro lado, el peso en vacío maneja una horquilla de entre 2.500 y 2.800 kg, nunca sobrepasando los 3.500 kg para no tener que recurrir a un carné de conducir de camión.

Capuchina

Las clásicas por antonomasia. Son aquellas que tienen encima de la cabina un espacio dedicado para una cama. Si bien el espacio para la cabeza puede ser reducido para adultos y las escaleras de acceso pueden ser desagradables, esta área también es un excelente estudio y dormitorio para niños. A diferencia de una cama abatible de perfil bajo, deja el área del salón tranquila; la situación del dormitorio sobre la cabina permite tener la cama fijada. Suelen ser ideales para que viajen cómodamente hasta un máximo de siete personas.

Perfilada

A pesar de ser extremadamente parecidas a las capuchinas, sobre la cabina hay un armario en lugar de una cama, haciendo el conjunto sensiblemente más aerodinámico gracias a un perfil más bajo y condescendiente con el viento. Eso quiere decir que también son más cómodas de conducir, más rápidas y más eficientes en la relación velocidad-consumo. Por norma general, se suelen fabricar para acomodar a un total de dos o cuatro personas que realicen largos viajes de forma continuada.

Integral

Esta es una autocaravana completa, es decir, que no comparte ningún panel de la carrocería con el modelo base. Potencialmente, están mejor diseñadas, ya que pueden adaptarse aún mejor a sus cometidos con un espacio mejor aprovechado en un conjunto más aerodinámico, pero por lo general, son bastante caras. En la actualidad, tienen unos 2,2 metros de ancho, y a menudo disponen de una cama doble transversal “practicable” guardada en el techo, sobre los asientos delanteros. También suelen contar con tres literas, pero hay modelos de hasta seis.

Camper

En el 90 % de los casos, toman su base de una furgoneta media ya existente, como bien puede ser la Volkswagen Transporter, la Mercedes-Benz Clase V o la Ford Transit que, en sus versiones “camper”, reciben el nombre de California, Marco Polo y Custom Nugget respectivamente. Para la ocasión, se mantiene el puesto de conducción intacto, pero se acondiciona íntegramente la parte posterior para acondicionarla como una autocaravana. Es idónea para dos personas, pero también se pueden adaptar para cuatro, según lo que estés dispuesto a desembolsar.

¿Cuál es el mejor diseño para una autocaravana?

Aparte del tipo y tamaño de la o autocaravana que mejor se adapte a tus necesidades y tus capacidades de conducción, elegir el diseño es una de las decisiones más importantes que se han de tomar. Debes verlo de hecho de la misma manera que lo harías al comprar una casa, es decir, ¿cuánto espacio de descanso necesitas? ¿Qué tipo de comedor, cocina, dormitorio y baño se ajusta mejor a lo requerido?

Las literas y las camas son, probablemente, el factor decisivo a la hora de decidir cuál elegir. ¿Cuántas personas necesitarán dormir en él? ¿La comodidad de la cama y los colchones son de suma importancia, o se harán las camas en las áreas de descanso programadas? También hay que recordar que el largo y el ancho de la cama puede ser un compromiso en algunas casas rodantes, así que lleva una cinta métrica contigo. Una vez que se haya tomado esa decisión, puedes trazar el diseño del resto de la autocaravana.

En lo que respecta a la cocina, pregúntate qué utilizarás realmente en tus vacaciones. ¿Necesitas ese horno, parrilla y encimera de cuatro fuegos? Tendrás más espacio de almacenamiento si decides vivir sin ellos. Considera también cuántas personas realmente necesitan sentarse en la mesa a la hora de las comidas. Algunos salones (los más pequeños de estilo europeo) tienen una capacidad para acoger a tres integrantes cómodamente, aunque pueden dormir y viajar cuatro sin mayor tipo de problema, pero no tan cómodo quizá.

Con los baños, ¿qué es lo más probable a usar? ¿Solo un inodoro portátil para emergencias a medianoche, o vas a necesitar un baño completo con inodoro fijo, lavabo y ducha separada? La mayoría de los campings cuentan con excelentes instalaciones en estos días, así que, a menos que planees acampar al más puro estilo de la salvaje naturaleza, ¿seguro que necesitas un baño full equip? Por supuesto, todo depende del fondo de la cartera, pues cada autocaravana se puede diseñar, prácticamente, al gusto individual.

Fuente: Autotrader

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta