El Mazda 3 2009 es un modelo que puedes encontrar con dos tipos de carrocería, esta con cinco puertas (incluido el portón trasero) y una de cuatro puertas, denominada SportSedán.

Una de las mejores cualidades del Mazda 3 es que es cómodo tanto si vamos a circular por carreteras rápidas como por las lentas. Es ágil y podremos disfrutar de una conducción rápida con seguridad ya que reacciona de una forma segura. La suspensión absorbe bien las irregularidades del terreno con lo que los pasajeros viajarán sin sobresaltos.

El Mazda3 con carrocería de cinco puertas tiene un habitáculo con buenas dimensiones. Las plazas traseras disfrutan de la suficiente altura y anchura para que personas de talla grande vayan cómodas. En el caso de la carrocería de cuatro puertas, el espacio es algo menor pero suficiente. El maletero también tiene un tamaño adecuado ya que posee una capacidad de 340 litros. Siempre podrás abatir los asientos de las filas traseras y ganar más capacidad de carga.

Mazda 3 2009. Motores

La marca pone a tu disposición tres motores de gasolina y otros tres diésel. Los primeros son un 1.6 de 105 CV, un 2.0 de 150 CV y un 2.0 DISI de 151 CV. Este último tiene un sistema de parada y arranque automático para reducir el consumo y las emisiones contaminantes que Mazda llama i-stop. Los diésel son el 1.6 CRTD de 109 CV y el 2.2 CRTD de 150 CV o de 185 CV.

Mazda 3 MPS

Mención aparte para el Mazda 3 MPS, la versión más potente de la gama, con un motor de gasolina 2.3 DISI Turbo de 260 CV que consume 9,7 litros a los 100 kilómetros. Este modelo alcanza una velocidad máxima de 250km/h y acelera de 0 a 100 kilómetros en 6,1 segundos. Estará a la venta a finales de 2009.

Estéticamente presenta diferencias con el resto de modelos de la gama. Por fuera, lo notaremos en el paragolpes delantero, los faros antiniebla (que tienen otra forma) o en el capó. Además, lleva elementos distintivos como el alerón del techo, faros de doble xenón y pilotos con diodos luminosos.

Mazda 3 2009. Motores

A la hora de escoger acabado, se puede elegir entre cuatro acabados y no todos ellos están disponibles con todos los motores. La oferta de elementos opcionales es muy escasa y se limita en muchas ocasiones a la pintura metalizada.

  • Pulse: la terminación básica tiene de serie seis airbags, reposacabezas delanteros activos, control de estabilidad, asistencia a la frenada (EBA), control de tracción (TCS), distribución electrónica de la frenada (EBD), retrovisores eléctricos y toma de auxiliar para conectar reproductores MP3 entre otras cosas.
  • Active: tendremos la opción de añadir además un paquete muy completo que incluye control de velocidad, espejo interior fotosensible, faros antiniebla, sensores de aparcamiento, climatizador dual, sensor de lluvia y de luces, conexión Bluetooth para teléfono móvil y llantas de aleación 17 pulgadas.
  • Sportive: es el acabado más deportivo, con una serie de elementos específicos que le diferencian del resto como son los paragolpes y los pilotos. También lleva unos asientos que sujetan mejor al conductor.
  • Luxury: es el más completo, tanto que solamente puedes añadir la pintura metalizada y otro paquete que incluye faros adaptativos, faros bixenón, 10 altavoces + subwoofer, cargador de 6 CD, conexión iPod y sonido BOSE. Como extra tan sólo se ofrece la pintura metalizada.

Fuente: Mazda
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta