Siempre se ha dicho que las ventas de coches son uno de los mejores indicadores de la salud de la economía de un país. Que se lo digan a España, que lleva tres años con las letras de las matrículas estancadas en la H y una caída de las ventas que apenas logra sostener con vida las subvenciones de los continuos Planes PIVE. Ojo, que la crisis no es exclusiva de España, sino que afecta a todo el continente europeo y de ahí que se plantee el cierre de fábricas de automóviles como única salida del exceso de producción.

En coches.com hemos pensado si podríamos establecer una relación entre economía y coches más concreta, que pudiese servir a un usuario para decidir su momento de compra. Y la respuesta nos la ha dado perpe, un analista financiero independiente, licenciado en Administración y Dirección de Empresas e Ingeniero Técnico de Telecomunicación, cuyos gráficos que publica en su página web nos apasionan. Recibimos su respuesta, como no podía ser de otro modo, en forma de gráfico, que representa el precio y ventas de vehículos en España desde el año 1999. También nos confirmaba la relación de ventas de coches con gasto en los hogares:

“Entre los indicadores que se utilizan para evaluar el consumo de los hogares en un país, se encuentran las matriculaciones de turismos. De hecho, se utiliza en el cálculo del Indicador Sintético de Consumo, que sirve como aproximación al gasto en consumo de los hogares. La correlación entre las matriculaciones y el gasto es aproximadamente del 63%, un valor muy alto. es la segunda más elevada entre los cinco parámetros utilizados sólo por detrás de las ventas en grandes empresas”. Como referencia, puedes ver su gráfico del Indicador Sintético de Actividad, que intenta estimar la tendencia del PIB en base a doce indicadores.

A continuación tienes el grafico que nos envía perpe. En él combina la media de precios de coches desde 1999 (en azul) con las ventas a lo largo de estos 15 años:

Spain Passenger Cars Price Sales Sep 2013
“Según muestran los datos que la Dirección General de Tráfico publica mensualmente, las matriculaciones de turismos comienzan su desplome a inicios del año 2008. A continuación se observó una ligera recuperación [debida al Plan 2000E] aunque posteriormente continuaron las caídas en las ventas de automóviles coincidiendo con la primera subida del IVA en julio del año 2010. A pesar de la grave crisis del sector, en los últimos meses se observa cierta estabilización, quizá en parte debida a los últimos planes de ayudas directas conocidos como Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE).

El pasado mes de agosto sólo se matricularon 41.706 coches, el segundo nivel más bajo en casi 17 años después de septiembre del pasado año, precisamente cuando aumentó el IVA por segunda vez en España. Sin embargo, considerando la media de los últimos 12 meses, parece al menos que este año se ha detenido esta fuerte caída, registrando una media alrededor de los 58.000 turismos mensuales.

Esta cifra representa menos de la mitad de los nuevos coches que se vendían en España entre finales de 2004 y 2007, periodo en que las ventas medias mensuales fueron de unos 138.000 automóviles. El nivel máximo se alcanzó en julio del año 2004 con 181.150 matriculaciones”.concesionario renault“Resulta quizá interesante comprobar si los fabricantes y vendedores han ajustado sus precios frente a esa fuerte caída de la demanda. En el gráfico también se representan los datos de precios del Instituto Nacional de Estadística, incluídos dentro del Indice de Precios al Consumo en la subclase de automóviles, que incluye gastos de adquisición, matriculación, IVA, etc.

Como se observa claramente, el descenso de los precios se produce poco después de la bajada de las ventas hasta alcanzar un mínimo relativo a mediados del año 2010. En aquél instante, la caída desde el máximo a finales de 2007 era del 6,6%, situándose en los mismos niveles que en marzo de 2004.

Curiosamente en el mismo momento en que de nuevo las matriculaciones empiezan a sufrir una recaída, los precios comienzan a aumentar. A pesar de que continúa el descenso de la demanda, no se produce ninguna reacción por parte de las empresas hasta el tercer trimestre del año pasado [tras la subida del IVA al 21%, cuya repercusión analizamos en otro informe de precios]. Desde entonces han vuelto a caer los precios, si bien sólo lo han hecho en un 1,8%.

A la vista de otros indicadores de la economía española, podría esperarse que las matriculaciones continúen en tendencia plana o ligeramente ascendente en los próximos meses. Por este motivo, la presión de los precios a la baja probablemente continuará durante algún tiempo”.

Más gráficos de economía en España en perpe.es.
Sigue a perpe en Twitter.