El Citroën DS, alias Tiburón en España, es considerado por muchos como una obra de arte. Pero no sólo es su belleza exterior lo que lo ha convertido en un coche tan querido, también fue uno de los más revolucionarios del siglo XX. Ideado como un coche hogareño en sus versiones berlina y familiar (Estate), la carrocería descapotable es la más deseada. Y esta unidad específica, un Citroën DS21 Décapotable de 1966 carrozado por Henri Chapron, me da la razón.

Después de su debut en 1955, muchos clientes pidieron una carrocería para disfrutar a cielo abierto. En 1958, el fabricante de autobuses Chapron dio un paso adelante en la tarea y presentó su modelo. Durante algunos años, la firma de los dos chevrones se negó a vender chasis a parte a Chapron para construir el descapotable, lo que obligó al carrocero a comprar coche completos y desmontarlos para su transformación. Lógicamente, era un proceso caro, lento y tedioso.

Citroën finalmente cedió y permitió que Chapron construyera sus DS de dos puertas y sin techo rígido directamente en la fábrica. En total, se construyeron 1.365 cabriolets y solo 483 de ellos eran modelos DS21 Décapotable; sí, como el que ilustra esta entrada. A modo de curiosidad, en la década de los 60, los clientes tenían a su disposición 15 acabados de pintura exterior para elegir, 13 tonos de tapicería de cuero y otros tres más para la moqueta y las alfombrillas.

El dueño original de este modelo pidió el suyo en un color Vert Foret y el interior de cuero en negro es, en gran parte, el que tenía hace más de cinco décadas. De hecho, se vendió nuevo a un hombre de negocios en el sur de Francia y permaneció allí hasta 1990, cuando se vendió a un coleccionista en Suiza que lo mantuvo hasta 2008, antes de cambiar de propietario otra vez más para acabar en Holanda. Y en 2013 cambió de manos por 170.000 dólares (157.000 euros).

Ahora, de forma incomprensible (de verdad, ¿quién de vosotros querría deshacerse de esta preciosidad?), volverá a ser subastado como parte de la impresionante Colección Elkhart, en Indiana (EE.UU.), que consta de no menos de 230 automóviles, 30 motocicletas, algunos camiones, remolques y demás objetos de interés. La cotización de los Citroën DS21 Décapotable de Chapron no ha parado de subir, por lo que se estima un precio de 200.000 euros, o más.

Por ese precio no esperes un vehículo rápido. Su propulsor de cuatro cilindros y 2.175 cm3 era capaz de entregar cuando era nuevo 100 CV de potencia y 174 Nm de par motor. Asociado a una transmisión manual de cuatro velocidades, alcanzaba los 100 km/h desde parado en 13,7 segundos y rozaba los 160 km/h de velocidad máxima. No te dejará con la espalda pegado al asiento, pero disfrutarás de un agradable paseo mientras el resto del mundo se muere de envidia.

Fuente: RM Sotheby’s

Galería de fotos:

Ver galeria (26 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta