El preparador germano asentado en la localidad de Aachen (más conocida por nosotros como Aquisgrán, perteneciente al distrito de Colonia) ha sido uno de los primeros en llevar a cabo una cuidadosa personalización del recientemente presentado BMW serie 6 Gran Coupé, modelo que pudimos observar de cerca en el recientemente celebrado mini-Salón del Automóvil de Madrid.

No ha realizado grandes transformaciones (tampoco le hace falta) para convertir esta berlina-coupé en un “aparato” verdaderamente impresionante, de esos que nos hacen volver la mirada cuando tenemos la fortuna de cruzarnos con uno por la calle.

Imponente el aspecto de la realización de AC Schnitzer
Imponente el aspecto de la realización de AC Schnitzer

En el apartado estético se ha limitado a añadir un spoiler delantero, una parrilla frontal cromada (con el marco de la misma también cromado), un faldón trasero y su correspondiente protección. Y ya que estamos en esta zona, cabe mencionar, también, el doble silenciador deportivo, con salidas gemelas cromadas a ambos lados del mismo, que le dotan de un sonido inconfundible.

Como en toda preparación que se precie un aspecto fundamental se refiere al “calzado” empleado. En esta ocasión en AC Schnitzer no se han quedado cortos, pues existen diferentes tipos de llantas (bicolor, plateadas, forjadas, etc) en medidas que oscilan entre las 8,5J x 19″ con neumáticos 245/40 R 19 para el eje anterior (y las mismas dimensiones para el posterior), hasta unas descomunales 9,0J x 21″ con neumáticos 255/30 R 21 en el tren frontal y 10,0 x 21″ con gomas 295/25 R 21 en el trasero.

La suspensión se ha rebajado y endurecido gracias a la adopción de un kit de muelles realizado exprofeso por el preparador alemán. Al mismo tiempo los frenos se han reforzado en consonancia con la incorporación de un sistema sobredimensionado con pinzas de 8 pistones, y sus correspondientes 8 pastillas en cada una de ellas.

Las prestaciones "sufren" un ligero incremento...
Las prestaciones "sufren" un ligero incremento...

Todo esto no sería necesario si se mantuvieran las prestaciones “de serie”, pero es que éstas también se han visto alteradas por las mejoras introducidas en los propulsores. Como recordaréis existe la posibilidad de elegir entre plantas motrices movidas por gasóleo o por gasolina. Para el primer caso, el BMW 640d, que ofrece 313 CV de potencia de serie, se ha incrementado la misma hasta alcanzar los 360 CV, en ambos casos a 4.400 rpm, mientras que el par motor máximo va desde los 630 Nm, entre 1.500 y 2.500 rpm, del modelo de serie hasta los 690 Nm a 2.000 rpm del modelo modificado. La velocidad máxima no experimenta variación ya que continúa autolimitada a 250 km/h, pero sí mejora en 2 décimas la aceleración de 0 a 100 km/h hasta quedar en 5,1 segundos. Otro tanto ocurre con el BMW 650i, con 407 CV de serie entre 5.500 y 6.400 rpm, que pasa a ofrecer 540 CV a 5800 rpm en la versión potenciada por AC Schnitzer, mientras que el par máximo escala desde los 600 Nm, entre 1.750 y 4.500 rpm, hasta unos increíbles 750 Nm, entre 3.000 y 3.500 rpm. La velocidad máxima pasa de estar limitada electrónicamente a 250 km/h a librarse de dicha limitación y lograr superar la cota de los 310 km/h, mientras que la aceleración mejora desde los 5 a los 4,4 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado.

Por último el interior también recibe la atención del preparador alemán que dota al último modelo de la firma muniquesa de un nuevo volante deportivo, denominado “EVO 3”, de una cubierta de aluminio (que simula una llanta), para el mando del i-Drive system, un pedalier completo realizado en aluminio o un nuevo conjunto de vistosas alfombrillas.

No han sido facilitados aún los precios de estos kits, aunque como solemos decir en estos casos, si tienes suficiente dinero como para comprarte el modelo base y estás mirando alguna de estas personalizaciones, estamos seguros que su coste no será un gran problema para ti.

Mientras tanto podéis entreteneros visionando este vídeo:

Galería de imágenes:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta