Logo de Noticias Coches
Nino Coche (3)
Mario Nogales

Los motivos por los que los alzadores de niño para el coche no son tan buena idea

En muchas ocasiones hemos tratado el tema de la seguridad de los niños en los coches a través de los sistemas de retención infantil. Queda claro a estas alturas que es obligatorio que los pequeños de la casa viajen con una sillita adecuada a su estatura. Aunque también es sabido que cuando ya son más mayores basta con que lleven los típicos alzadores de niño para el coche, más cómodos y menos aparatosos de transportar. Sin embargo, parece que estos sistemas podrían no ser tan recomendables como parecen.

La normativa dice que los niños a partir de 4 años y 15 kg pueden viajar en alzadores, siempre que estén homologados. Por eso, la mayoría de padres opta por ellos cuando sus sillas infantiles de los grupos 0, 0+ y 1 se van quedando pequeñas. Pero la OCU afirma que es una una decisión equivocada e incluso peligrosa para el menor, por lo que directamente desaconseja su uso. Lo mismo ocurre con quitar el respaldo de la silla infantil en los casos que se puede realizar esa maniobra.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios, el problema de los alzadores de niño para el coche es que no garantizan una protección suficiente en caso de impacto lateral, un tipo choque bastante habitual en las ciudades. La opción ideal según la OCU cuando las anteriores sillas se quedan pequeñas es adquirir una del grupo 2/3 que son las adecuadas niños de 15 a 36 kg de peso. También valdrían las que son para niños de entre 100 y 150 cm, homologadas con la norma R129.

Muchos usuarios no optan por este cambio por la comodidad de alzador, pero está demostrado que su nivel de seguridad es inferior. También el precio es uno de los motivos principales, pero a día de hoy hay buenas sillas infantiles de este tipo por alrededor de 90 euros. De hecho, la OCU insiste en su uso y aconseja usarla hasta que alcance 1,50 metros, aunque actualmente la ley solo obliga hasta los 1,35 metros. Por supuesto, se desaconseja también el uso de otros dispositivos como los protectores de la hebilla del arnés, los cinturones dobles, los extensores y los sistemas de guiado del cinturón de adulto.

Fuente: OCU

  • niños
  • seguridad