El primer SUV de Aston Martin es un proyecto que lleva más de tres años en el aire. En 2015 era presentado por primera vez el DBX Concept, que adelantaba el lenguaje de diseño de este modelo. En los últimos tiempos la información ha ido llegando a cuentagotas, aunque quedaba claro que sería el primero desarrollado en las nuevas instalaciones de St Athan y que tenía como objetivo incrementar las ventas de la marca. Ahora ya tenemos algo más de información y se confirma el nombre de Aston Martin DBX 2020.

Aunque por un momento se barajó la posibilidad de llamarlo Aston Martin Varekai, los de Gaydon han decidido retomar la denominación del primer prototipo. Ahora muestran a su candidato para entrar en el segmento SUV completamente camuflado, de la guisa con la que pasará su fase de desarrollo durante los próximos meses. El programa de pruebas ha comenzado en Gales, en uno de los tramos por los que pasan los coches de WRC.

Esa ha sido la primera vez que ha pisado el mundo real, pero no será la última. En su hoja de ruta están señalados lugares tan significativos como el frío Ártico, el caluroso Oriente Medio e incluso el mítico circuito de Nürburgring Nordschleife. Tras haber optimizado su modelo por medio de un simulador, ahora toca probar los extremos que ofrece la realidad. Todo es poco para que el Aston Martin DBX llegue a la producción en las mejores condiciones y consiga ser un referente.

En términos de diseño vemos cierta evolución respecto al primer prototipo. Pierde un poco la silueta coupé y vemos que tiene una mayor distancia libre al suelo. El frontal está presidido por una gran parrilla, similar a la de otros modelos de la marca, mientras que los faros son muy estrechos, al estilo del Vantage. La trasera es la parte más variopinta, con un llamativo spoiler y dos pares de pilotos circulares, aunque podrían cambiar para la versión de producción.

No lo tendrá fácil, y menos ahora con competidores como el Lamborghini Urus, el Rolls-Royce Cullinan o el futuro Ferrari Purosangue. Intentará ofrecer un comportamiento dinámico a la altura de lo que ofrece la marca, pero sumando otras cualidades como la conducción off road o la posibilidad de remolcar. Aunque no hay confirmación oficial, ya se habla que su gama mecánica estará formada solamente por motores de gasolina.

Por un lado podría estar el potente V12 biturbo de 5.2 litros de Aston Martin y por el otro podría estar el V8 biturbo de 4.0 litros de origen Mercedes-AMG. Eso será posible gracias a que comparte plataforma de aluminio con los nuevos DB11 Vantage. La tracción total vendrá por defecto, a juzgar por las aptitudes que se muestran en el vídeo. El Aston Martin DBX será presentado en el último trimestre de 2019 y su llegada al mercado está fijada para 2020.

Fuente: Aston Martin

Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta