Parece que los Shooting Brake están de moda… o podrían volver a estarlo. Aunque bien mercerían un artículo aparte, en esencia, se trata de  cupés con una trasera de tipo break, con la utilidad de un familiar. Aunque ha habido ejemplos en la historia (como el fabuloso Jensen Interceptor) hoy en día están algo denostados y los ejemplos en el mercado pueden contarse con los dedos de una mano. Un par de ellos son el Ferrari FF o el CLS Shooting Brake.

Con tan poca oferta, es normal que aquellos que nunca quieran renunciar a una carrocería deportiva, aunque vayan de caza o a jugar al golf, deseen uno de estos coches. Porque aparecer con el Range Rover te deja a la altura de cualquier otro miembro del Club… Y uno quiere destacar. De hecho, el último ejemplo de este tipo que hemos conocido se fabricó por encargo. Se trata del apabullante Aston Martin Bertone Jet 2+2, una maravilla única que sin duda hará feliz a su desconocido dueño… y hará que a sus amistades les corroa la envidia.

Pero ese prototipo de Bertone, presentado en el Salón de Ginebra 2013, significó algo más. Celebraba los 60 años de colaboración de la marca con el célebre carrocero… Aunque, tradicionalmente, siempre se asocia al “noble” Aston Marton con Zagato, en estas seis décadas también Bertone ha trabajado con los ingleses. Desde 1953, para ser más exactos. La unión no ha sido muy prolija, apenas cuatro modelos… que aquí pasamos a contarte:

Acto 1: 1953, Arnolt Aston Martin DB 2/4

Como decíamos, uno tiende a asociar, de modo casi natural, a Aston Martin con el carrocero italiano Zagato. Tanto, que es sencillo olvidarse de que antes Bertone ya había vestido un chasis Aston Martin. Todo comienó con un encuentro entre un rico americano, ‘Wacky’ Stanley H Arnolt y Bertone en 1952. Dio lugar a una fructífera asociación. Arnolt proporcionaría chasis, que vestiría Bertone, y trataría de vender el resultado.

El resultado fue este Aston Martin DB 2/4 carrozado por Bertone. Se produjeron siete coches (hay fuentes que indican que ocho) coches fueron producidos: Tres Spider (en la foto de arriba), y un coupé diseñados por Franco Scaglione y otros tres roadsters diseñados por Giovanni Michelotti (la imagen que ilustra este artículo). Después de carrozar Bentley, la aventura entre Arnolt Bertone continuaría con más conocido Arnolt-Bristol.

En los coches destacan algunos rasgos estilísticos que se han convertido en “clásicos” de Bertone: el parabrisas bajo y delgado, la toma de aire sobre el capó, calandra horizontal… en un trabjo muy sobrio. Se han revalorizado un montó: uno de los Spider fue subastado en Villa d´Este en 2011 por 672.000 dólares.

Acto 2: 1961 DB4 GT Bertone Jet

El último chasis del DB4 GT se envió a Bertone, donde ya estaba trabajando un muy joven Giorgetto Guigiaro para que lo vistiese a su manera. Vaya si lo hizo, situando al DB4 GT en las antípodas del original. Irónicamente, su cuerpo de acero hizo que fuese más pesado de 200 kg en comparación con el DB4 GT “Superleggera” de aluminio.

Presentado en el Salón de Ginebra de 1961, todavía hoy se le considera una de las creaciones más exitosas de Bertone y uno de los iconos de cupés deportivos italianos. Solamente se fabricó un modelo, que ganó el Concurso de Elegancia Villa d’Este en 2001. El coche muestra un lado sinuoso y fluido, conectado al volumen de la cola por un tramo “músculo” en el arco de la rueda trasera. El delgado techo se apoyó con delicadeza sobre el pilar trasero, que cae hacia detrás, acabando por definir el habitáculo como la cabina de un avión.

Acto 3: 2004, Jet Bertone 2

Había transcurrido tanto tiempo que fue una verdadera sorpresa para todos que Bertone presentase en Ginebra un Vanquish con la carrocería Shooting Brake de la que hablábamos al principio del artículo… Y coincidió en el tiempo por Zagato develó la versión roadster (que parecía mucho más realista, pero tampoco fue producido).

Fue otra obra única, basada en la ingeniería mecánica Vanquish, pero se alargó 210 mm la plataforma para conseguir dos asientos traseros (no previstas por el modelo original). Personalmente me encanta… ya que modernizó un producto vinculado a la tradición histórica de los diseñadores italianos de los años 50 y 60… y lo unió al mundo de los deportivos más fascinantes.

Acto 4: 2013, Bertone Jet 2 +2


Y acabamos donde iniciamos esta aventura, en el Salón de Ginebra 2013 y el Aston Martin Bertone Jet 2+2, creado a medida y destinado a ser único, como su creador. Al verlo nos recordó al Panamera Sport Turismo Concept, presentado el pasado otoño en París.

El enfoque parece lógico. El Aston Martin Rapide tiene cuatro plazas y cuatro puertas… pero es un coche nada enfocado a la comodidad o practicidad (por eso es tan deseable). El Bertone Jet 2 +2 resuelve el problema de espacio para las piernas de los pasajeros traseros… y cuenta con un espacio para llevar al perro de caza, los palos de Golf… Y ser la envidia del Club.

Galería de fotos del Aston Martin Bertone Jet 2 +2:

Ver galeria (4 fotos)

FUentes: Bertone, Aston Martin, Bleheimgang

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta