Vuelve a haber contratiempos en la firma de los cuatro aros. Audi ha llamado a revisión a 1,16 millones de coches a nivel mundial por un problema que ya había sucedido anteriormente. Los vehículos afectados podrían tener un fallo en la bomba del agua. Este elemento podría quedar obstruido y hacer que la refrigeración no fuera óptima. También la propia bomba eléctrica podría sobrecalentase y/o provoca un cortocircuito en el sistema debido a la humedad.

Este hecho supone riesgo de incendio, aunque hay que decir que todavía no se ha documentado ningún caso que haya llegado a ese extremo. Los vehículos que necesitarán un cambio en la bomba de agua serán los Audi A5 Sportback y Cabrio y los Audi Q5 fabricados entre 2013 y 2017, los Audi A6 fabricados entre 2012 y 2015, y los Audi A4 (incluido A4 Allroad) fabricados entre 2013 y 2016. Todos los afectados llevan el motor de gasolina 2.0 TFSI.

Todavía no se sabe el número de vehículos afectados en nuestro país. De hecho, FACUA hablaba de una llamada a revisión por problemas en el calefactor adicional del climatizador. En Estados Unidos sí que se han cifrado en 342.000 unidades afectadas. La NTHSA también asegura que este fallo será subsanado de forma gratuita por parte de los concesionarios de Audi. En Europa se espera que la forma de proceder sea la misma.

Todavía tampoco se saben los plazos de reparación de los modelos afectados ni cuando estarán disponibles las piezas para la reparación. No es la primera vez que Audi se enfrenta a este problema, el pasado año 2017 ya hubo una llamada a revisión al mismo grupo de vehículos en Estados Unidos para actualizar el software y permitir que la bomba de agua pudiera desactivarse si se bloqueaba y así evitar un sobrecalentamiento y ese peligro de incendio.

Fuente: FACUA

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta