Cada año, a principios de mayo, el Wörthersee es el punto de encuentro para los aficionados de los coches deportivos del grupo Volkswagen. Y como marca con enfoque más deportivo del grupo, Audi ha preparado un modelo muy especial para el Wörthersee 2013: este Audi TT ultra quattro concept.

Si un Audi TT de serie ya drstaca por su dinámica, el TT Ultra Quattro Concept la lleva un paso más adelante gracias a una reducción de peso espectacular, que lo deja en apenas 1.111 kilogramos. Unido al motor 2.0 TFSI con 310 CV y 400 Nm su relación peso/potencia es de 3,6 kg/CV. Así es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,2 segundos. Como no podía ser de otra forma el Audi TT ultra quattro monta el sistema de tracción integral permanente de la marca de los cuatro aros del que ya se han vendido cinco millones de unidades. Con su transmisión de seis velocidades, el TT ultra quattro concept es 1,3 segundos más rápido que el modelo de serie cuando acelera de 0 a 100 kilómetros por hora. Su velocidad máxima es de 280 km/h.

Esta reducción de peso ha sido posible gracias a la experiencia de Audi en construcción ligera. Los ingenieros de Ingolstadt y Neckarsulm han trabajado conjuntamente afinando la carrocería Audi Space Frame (ASF) de la actual generación del TT (que pesa 206 kg más 98 de paneles desmontables). Así la han aligerado 43 kilos, que unido a la optimización de piezas desmontables de la carrocería han ahorrado unos 100 kilos.

Los materiales utilizados han sido claves. El Audi TT ultra quattro concept utiliza polímeros reforzados con fibra de carbono (CFRP) en la trasera del coche, en el túnel central, en los pilares B y en el techo. Los componentes de magnesio en el piso y en algunos refuerzos reducen aún más el peso.

Más aún. Los frenos delanteros tienen de discos cerámicos con pinzas fijas de aluminio, y el sistema de escape, realizado en titanio, termina en un único tubo central. En las llantas también se ha rebajado el peso 20 kilos, al estar fabricadas en CFRP, con los radios atornillados realizados en un aluminio muy resistente. La dieta ha llegado hasta la suspensión, con muelles heliocoidales plástico reforzado con fibra de vidrio en lugar de acero. En conjunto, todas estas medidas de construcción ligera hacen a este concept car unos 300 kilos más ligero que el modelo deportivo de producción en serie.

El diseño exterior también ha cambiado y se hace patente en su gran spoiler trasero, de fibra de carbono y cuya base es de aluminio. Este vehículo laboratorio está pintado en el color especial blanco cristal y el CFRP utilizado en el exterior añade un toque llamativo en el capó, el techo, los laterales y el maletero.

En el interior el mismo material adorna el acabado de las puertas, la consola central y el refuerzo transversal que reemplaza al asiento trasero. También se han montado los asientos tipo bacquet del Audi R8 GT. Sólo la estructura de estos asientos, realizada en material plástico reforzado con fibra de vidrio (FRP), reduce el peso en 22 kilogramos respecto a unos asientos convencionales.

Pese a estos esfuerzos en reducción de peso, no se ha escatimado en equipamiento: aire acondicionado, elevalunas eléctricos y freno de mano electromecánico no faltan en el TT ultra quattro concept. Otro aspecto destacado es que los retrovisores exteriores han sido reemplazados por cámaras compactas que transfieren las imágenes directamente a un salpicadero digital.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Como defensor acérrimo de la casa Audi que soy, sólo puedo decir que este es sin duda un coche que estoy ansioso por probar. En mi top 3 de “coches que quiero probar antes de morir”.

Deja una respuesta