La historia de BMW en la competición es extensa y muy provechosa. Aunque no siempre han estado luchando por las primeras plazas en el circuito, sino asistiendo de otras maneras. Es el ejemplo de la colaboración con MotoGP, que ha cumplido ya dos décadas de vida. En este periodo hemos podido ver todo tipo de modelos haciendo de coche de seguridad, el mítico Safety Car que tiene que salir ante las emergencias, cuando las cosas se ponen feas.

En 20 años ha habido tiempo para ver diferentes modelos de BMW llevando a cabo esta labor. La tónica general ha sido la de llevar versiones deportivas de los diferentes modelos de la gama. De esta forma hemos podido ir viendo modelos coupé, berlinas e incluso algún que otro SUV. Ahora queremos hacer un repaso por los que consideramos que son algunos de los mejores Safety Car de BMW en MotoGP.

BMW Z8 (2002)

El BMW Z8 es un modelo muy carismático en la marca alemana. Heredero del BMW Z1 y con un concepto que se inspira fuertemente en el BMW 507 original, actualmente hay pocas unidades y están muy valoradas. También ganó popularidad por ser ‘coche Bond’. Por eso choca tanto verle vestido de Safety Car, un papel que desempeñó en 2002. No se quedaba atrás gracias a su motor V8 de 4.9 litros que desarrollaba 400 CV y 500 Nm de par, que le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos.

BMW Z4 M Coupé (2007)

Siguiendo con los ‘zetas’, aunque en esta ocasión en formato coupé, en 2007 irrumpió otro modelo en la parrilla de MotoGP. El BMW Z4 M Coupé levantó pasiones por su diseño y por su dinámica en esta versión deportiva. Tomaba el mismo motor de seis cilindros en línea y 3.2 litros que montaba el BMW M3 E46. Con 343 CV y 365 Nm de par era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5 segundos y su velocidad máxima estaba limitada electrónicamente a 250 km/h.

BMW Serie 1 M Coupé (2011)

Otro de los ejemplares que destaca por su exclusividad es el BMW Serie 1 M Coupé, el tope de gama del utilitario que se quedó sin reemplazo temporalmente, hasta la llegada del M2. Siguiendo la fórmula de motor delantero, tracción trasera y cambio manual; fue el Safety Car en 2011 destacando por su comportamiento. También por prestaciones, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos gracias a su mecánica de seis cilindros y 3.0 litros que entregaba 340 CV de potencia.

BMW M4 Coupé (2015)

En las últimas temporadas de MotoGP ha habido bastante cambio de coche de seguridad. En 2015 llegó a la parrilla el BMW M4 Coupé, la versión tope de gama de este modelo, que además incorporaba las M Performance Parts para ser más llamativo aún. En este caso la efectividad mejoraba gracias al seis cilindros en línea biturbo de 3.0 litros con novedades técnicas. El resultado eran 431 CV y 550 Nm de par, que lo catapultaban de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos.

BMW M2 (2016)

El lanzamiento del BMW M2 fue todo un acontecimiento. Estaba llamado a ser el sucesor espiritual del primer 2002 Turbo y estuvo presente en MotoGP en 2016. Se repetía con el diseño más marcado, con novedades de M Performance Parts y mucha fibra de carbono. También se repetía con el motor de seis cilindros 3.0 TwinPower Turbo, que en este caso se quedaba con una potencia de 370 CV. Sus prestaciones son una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y una punta de 270 km/h.

BMW M5 (2018)

Y llegamos al más reciente, al coche que ha sido el vehículo de seguridad durante la pasada temporada. El BMW M5 hacía su debut con numerosas novedades y se convertía en una de las berlinas deportivas de referencia. Al poco tiempo llegaba la versión más prestacional, el M5 Competition, que también saltaba a los circuitos. Su motor V8 biturbo de 4.4 litros recibe algunas mejoras para desarrollar una potencia de 625 CV y 750 Nm de par. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y alcanzar los 305 km/h deslimitado.

Fuente: BMW

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta