Nuevo capítulo en la batalla entre las marcas premium alemanas. Audi fue el primer fabricante en presentar una pantalla táctil en sus sistemas de información y entretenimiento, lo que permite a los usuarios dibujar letras en lugar de desplazarse por una lista alfanumérica para buscar una dirección o punto de interés. Como no podía ser menos, BMW se niega a quedarse atrás, y además de un nuevo controlador iDrive con pantalla táctil integrada, el fabricante de automóviles trabaja en nuevos controles basados ​​en gestos, que difieren radicalmente de cualquier cosa que hayamos visto en un vehículo de producción.

La pista llega de unas fotos espía de la próxima generación del BMW X5. Además de un exterior rediseñado y unos sistemas de propulsión mejorados, en las fotos puede verse BMW también está trabajando en una pantalla táctil capacitiva integrada en el controlador de rotación del sistema iDrive.

Se trata de un algo muy similar a lo que Audi desarrolló originalmente en el A8 (algo más tarde en el A7 y ya integrado también en el nuevo Audi A3 2012). Se mueve el cursor, independente en la consola central )y funciona como mando del MMI.

El nuevo controlador iDrive de BMW tiene, como se ve en este vídeo, las flechas direccionales estándar de las generaciones anteriores, pero ahora acompañado por un patrón en forma de cruz superpuesta sobre el panel capacitivo. Así será más fácil introducir texto. También podrían ser utilizados explorar un mapa y hacer zoom, pellizcando
http://www.youtube.com/watch?v=XWO1-LX23mg
Pero lo que más llama la atención es la idea de BMW de integrar los controles basados ​​en gestos en futuros productos. El conductor podría subir o bajar el volumen de audio, simplemente subiendo o bajando su mano en frente del tablero gracias a una serie de sensores de proximidad. Esos mismos gestos también pueden manipular a la selección de pista o de las estaciones de radio, junto con vistas de los mapas y puntos de vista.

La nueva Serie 7 tendrá una versión mejorada del sistema iDrive, pero toda vía no montará la nueva generación del controlador, que llegaría a los largo de 2013. En cuanto a los controles basados ​​en gestos, los ejecutivos de BMW harán su primer contacto con el sistema el próximo mes, y una variante de la producción podría estar en el mercado dentro de dos años. Y podría ser con la llegada de la nueva serie i, con el BMW i3 o el deportivo híbrido i8.

Fuente: e90 Post,

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta