Tras conocer a los polémicos BMW M3 y M4 de nueva generación y sus dos enormes riñones, llega el momento de verlos con el chándal de marca. El fabricante germano nos enseña cómo de agresivos y nada discretos pueden llegar a ser sus productos si se eligen las prendas correctas del catálogo M Performance Parts. Porque, a veces, tener más de 500 CV bajo el capó no es suficiente con la estética original, por lo que también ha de parecer que hay medio millar de equinos esperando galopar.

En total, BMW ofrecerá los nuevos M3 y M4 con casi tres docenas de piezas M Performance diferentes. Hay una gran variedad de accesorios de fibra de carbono por toda la carrocería que van desde los difusores delantero y trasero hasta los aletines (canards) y la carcasa de los espejos retrovisores.

También hay nuevos diseños para las llantas de aleación, cambios en las molduras interiores y un nuevo alerón de generosa altura que no destaca tanto frente a un sistema de escape que hará que las salidas del Lexus IS F te parezcan comedidas.

Y comenzando justamente con una de las mejoras más significativas, hay un sistema de escape único que cuenta con las salidas montadas en el centro de un difusor de fibra de carbono mucho más agresivo que el de serie. Un difusor que, dicho sea de paso, tiene la misma funcionalidad que poner en la puerta del maletero las pegatinas de los circuitos en los que has estado. La compañía dice que este sistema de escape tiene un control variable de cierre y apertura de válvulas –para hacerlo más dócil o ruidoso– y que los tubos están hechos de titanio.

En otra parte, el fabricante de motores bávaros ha desarrollado una suspensión deportiva que incluye un juego de amortiguadores de tipo coilover que permiten a los propietarios ajustar la altura de conducción entre cinco y 20 milímetros (BMW recomienda bajarlo 10 mm respecto a la configuración M de fábrica). Otra modificación importante en el apartado del rendimiento se presenta en forma de nuevas pastillas de freno que prometen distancias de frenado más cortas, mejores características de respuesta y una elevada resistencia térmica.

La gama de piezas M Performance también comprende dos juegos de ruedas de verano. En cuanto a los diseños de las llantas, tenemos un primer modelo –963M– con radios en Y pintadas en un tono Frozen Gunmetal Grey de 19 pulgadas en la parte delantera y de 20 en la zaga. Luego hay otro más destacado de radios cruzados –1000M– teñidas en Gold Bronze o Jet-Black mate con la inscripción M Performance. En este caso, son 20 pulgadas delante y de 21 en la parte trasera. Optativamente, hay neumáticos de invierno –829M– de radios dobles y 19 pulgadas.

Los dos hermanos M se pueden personalizar aún más con los colores de BMW Motorsport. El juego de decoración está compuesto de las láminas adhesivas para cada lado en los tres colores del departamento deportivo de la compañía alemana: rojo, azul y violeta, y está hecho a medida para que coincida con la geometría del vehículo. Especifica en el concesionario todo este kit, y sin duda tendrás la versión más extrema y llamativa del M3 o M4, los cuales saldrán a la venta en marzo de 2021. Aunque eso no es todo, pues el habitáculo también recibe su tratamiento.

La amplia gama de productos del catálogo M Performance Parts se extiende también al interior, donde hay umbrales con la nomenclatura M Performance, alfombrillas M Performance y mucho Alcántara junto con molduras de fibra de carbono con recubrimiento mate, algo que siempre es de agradecer en un deportivo. También hay un volante M Performance Pro con un marcado azul a las 12 en punto y costuras cosidas a mano terminadas en los colores de M. Además, se pueden pedir unas levas de cambio en carbono cubiertas con un tejido de carbono de poros abiertos.

Ahora bien, si todas estas adiciones estéticas pueden parecer cuidadosamente desarrolladas para reducir el peso y aumentar la carga aerodinámica, así como que dentro tengas la sensación de que es así, sospechamos que más bien son componentes que están diseñados para ofrecer un valor en términos de impacto visual. Según BMW, no hacen precisamente nada para mejorar los coches en ninguna de las áreas. La forma en que se conducen los nuevos M3 y M4 va a ser más importante que su apariencia, pero como aún no hemos podido ponernos al volante, hay que seguir digiriéndolo.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (28 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta