En primavera de 2021 arranca la comercialización de la versión más potente y deportiva del BMW Serie 4, el BMW M4 2021. Se trata de la segunda generación de esta variante, heredera del histórico M3 Coupé.

El gran protagonista sin duda es el propulsor. Equipa un motor gasolina 3.0 de seis cilindros en línea, con dos niveles de potencia, como el M3 2021 (o los X3 M y X4 M):

  • M4: Entrega 480 CV, asociado a un cambio manual. Tiene un peso de 1.700 kg. Realiza el 0-100 km/h en 4,2 segundos y homologa un consumo combinado de 10,8 l/100 km.
  • M4 Competition: Alcanza los 510 CV y va liagdo a una transmisión automática de ocho velocidades M Steptronic que puede usarse de modo manual con levas en el volante. Alcanza los 100 km/h desde parado en 3,9 segundos y el consumo medio es de 10,2 l/100 km.

En ambos casos se ha limitado la velocidad punta a 250 km/h, si bien puede elevarse hasta los 290 km/h eligiendo el M Drivers’ Package opcional. Las dos versiones envían su potencia a las ruedas traseras, como siempre ha sido, pero a partir del verano el M4 Competition puede elegirse con la tracción integral M xDrive.

Más allá de las cifras de potencia y prestaciones, soberbias como puedes ver, es interesante que el conductor pueda de manera sencilla modificar los reglajes del coche para usarlo de un modo más cómodo o más deportivo. De este modo, con el M Drive Professional de control de modos de conducción se suma el modo Track, que dispone de cronómetro M, tracción de control M y un análisis de drift. De serie cuenta con suspensión M adaptativa y controlada electrónicamente.

Por lo demás, el nuevo BMW M4 2021 mide 4.794 m de longitud, por 1.887 mm de anchura y 1.393 mm de altura. Es, por lo tanto, algo mayor en todas las cotas que el modelo del que deriva (y el BMW M4 2017 al que sustituye), en parte debido a que cuenta con paragolpes y aletas específicos.

Respecto a generaciones anteriores lo más llamativo en la estética es la gran parrilla, con los dos riñones verticales y de gran tamaño. En la trasera nos encontramos con un spoiler, difusor y cuatro salidas de escape en parejas. Hay también branquias M en los pasos de rueda y de plástico reforzado con fibra de carbono. El paquete exterior M Carbon suma más elementos de este material (las entradas de aire frontales, el difusor, carcasas de los retrovisores y el alerón).

Hay tres colores nuevos (como el amarillo Sao Paulo de las imágenes) de los ocho en los que se puede elegir, siempre que no se haga uso del programa BMW Individual de personalización.

En el interior ofrece el cuadro de instrumentos digital BMW Live Cockpit Professional, que se suma a la pantalla táctil digital que preside la consola central. Más interesante para este tipo de coche nos parecen el volante BMW M (grueso y que incluye los botones M1 y M2 que permiten cambiar los reglajes sin dejar de asirlo) o los asientos M. Van tapizados en cuero pero si se elige el M Race Track Package, se cambian por unos bucket de fibra de carbono.

En cuanto al equipamiento, de serie se ofrecen ya asistentes como el de aparcamiento, avisos de colisión frontal y salida de carril o la lectura de señales de tráfico. Entre el sinfín de opcinales destacar el Driving Assistant Professional con un asistente de dirección y mantenimiento de carril, navegación activa, asistente de salida de carril, ayuda al aparcamiento con ayuda en la marcha atrás, BMW Drive Recorder o el sistema head-up display M. 

Si buscas elementos para ganar deportividad, atento al paquete opcional M Race Track Package: cuenta con frenos carbocerámicos M Carbon, llantas M de aleación ligera y los asientos tipo bucket para reducir en 25 kg el peso a este deportivo de infarto.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (93 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta