Aunque no sepas mucho de coches, todo el mundo sabe que (con permiso de Audi), Mercedes-Benz (cuya empresa matriz es Daimler) y BMW están a menudo enfrentados para ganar los corazones, mentes y billeteras de los compradores de automóviles de lujo. Sin embargo, los retos de desarrollar un coche eléctrico de producción masiva pueden hacer que estos dos pilares del lujo alemán dejen de lado su rivalidad y se unan en un proyecto de coche urbano.

Y es que el interesantísimo proyecto Visio.M va más allá de BMW. También está implicado Daimler… y en el “equipo” hay más jugadores que ellos dos. Más de una docena. Entre ellos el Ministerio Federal Alemán de Educación e Investigación, que ha proporcionado casi 11 millones de euros. La Universidad Técnica de Munich (TUM), otras empresas de tecnología y otros fabricantes de automóviles también participan en el trabajo.

Se podría pensar que una colaboración entre esos pesos pesados ​​de la industria estaría dirigida a crear algo super ambicioso, como un coche eléctrico con 800 km de autonomía, pero el Visio.M tiene en la mira un poco más cerca a la Tierra. El objetivo del proyecto es desarrollar un coche que combina la ligereza necesaria para amplias capacidades de conducción de la ciudad con equipo de seguridad apropiado.

“En el camino a la producción en masa de vehículos eléctricos, todavía hay importantes obstáculos tecnológicos que superar”, explican en un comunicado de prensa anunciando el proyecto. “Los anteriores vehículos eléctricos pequeños sólo ofrecen un nivel mínimo de seguridad de los vehículos y por lo tanto no pueden producirse en masa. Los coches eléctricos que se derivan de los modelos de gasolina suelen ser demasiado pesado y requiere baterías grandes y costosos.”

Las partes se proponen hacer un vehículo con 15 kW (20 CV) de potencia y kg no más de 400kg de peso. El coche ofrecerá protección y seguridad comparable a los vehículos actuales de combustión. El proyecto utilizará el prototipo de TUM como punto de partida, experimentando con nuevas formas de mecánica, equipos de seguridad y almacenamiento de energía. Ahora mismo, ese prototipo utiliza una batería de iones de litio de 10 kWh para alimentar de un motor de 15 kW hasta un máximo de 100 kilómetros  y alcanza 120 km/h de velocidad punta.

Además de este proyecto conjunto, los dos BMW y Mercedes-Benz está trabajando en sus propios programas internos de automóviles eléctricos. En 2013, BMW se estrenará los primeros modelos de su línea i (el BMW i3 y el BMW i8, mientras Mercedes tiene previsto lanzar el SLS AMG E-Cell, un coche cuyo principal rival será el Audi e-tron.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta