Logo de Noticias Coches
Brembo Sensify (1)
Luis Blázquez

Brembo trae nuevos y grandes avances en los sistemas de frenado

Lo decíamos hace unas semanas: si bien el mundo de la automoción ha avanzado en muchos aspectos, el del frenado parece haberse quedado estancado en los discos de freno. Por eso hay quien quiere innovar, como vimos por parte de la NASA, o en octubre del año pasado, cuando el especialista Brembopresentó su nuevo sistema de frenado inteligenteSensify.

Este representa un punto de inflexión en el frenado y en cómo lo perciben los conductores. En términos sencillos, Brembo Sensify es un ecosistema de frenado completo que difiere de una configuración hidráulica habitual y en la que confiamos actualmente, esa en la que pisas el pedal del freno y la fuerza del pie derecho se transmite a las pastillas de freno a través del líquido de los frenos. Estas últimas hacen un movimiento de pinza para sujetar el disco, y la gran cantidad de fricción reduce la velocidad del vehículo.

Brembo ha sido el líder en frenado durante varias décadas en las calles y las pistas de carreras. Proporciona sistemas de frenado a la Fórmula 1 y, en el lado del consumidor, encontrarás sus productos en modelos de altas prestaciones como Honda Civic Type R, el imperecedero MX-5 de Mazda y varios otros modelos de índole similar. Brembo no solo atiende a superdeportivos y deportivos, también varios productos de posventa para propietarios de SUV y crossoversque buscan una experiencia de frenado más enérgica y sin fatiga.

Brembo Sensify toma los componentes de hardware existentes que conocemos y los combina con software, algoritmos, varios sensores, dos cerebros digitales y cuatro sistemas de frenado independientes activados y controlados por actuadores. No existe un vínculo mecánico entre el pedal del freno y la pinza, lo que puede asustar, pero tiene varios beneficios. Brembo dedicó más de 10 años a desarrollar este sistema, que es una interfaz modular y abierta que se puede aplicar a varios productos, desde un Smart hasta un Pagani.

Por ahora, nos centraremos en el mercado generalista dado que tendrá el impacto global más significativo. Y, por el momento, Brembo no tiene cifras comparativas para compartir. Sensify aún se encuentra en la fase de desarrollo, y el primer producto equipado con él no llegará a los concesionarios hasta 2024. Lo que podemos decir es que el tiempo entre el momento en que el conductor pisa los frenos y las pinzas bloquean el disco se ha reducido a 100 milisegundos. El estándar de la industria es, actualmente, 160 milisegundos.

¿Tendrá eso un impacto en la distancia de frenado? Tal vez unos pocos centímetros, pero por un centímetro puedes disfrutar de la diferencia entre la vida y la muerte cuando se trata de la potencia de frenado. Por otro lado, el sistema Sensify podrá hacer cosas increíbles en la esfera del rendimiento, pero también tiene el potencial de revolucionar el humilde sistema de frenos antibloqueo (ABS). Para nosotros, el ABS es el último sistema de seguridad activa. Es algo en lo que no habíamos pensado mucho hasta que Brembo ha hablado.

“La mayoría de las personas nunca experimentan el sistema ABS hasta que lo necesitan. Puede ser bastante desconcertante y queremos eliminarlo a través de Sensify”, manifestó Emanuele Bruletti, director sénior de ingeniería de Brembo Norteamérica. Aquí no somos ajenos al cómo funciona el ABS. Es parte de probar coches, y a veces llevarlos al límite. Pero ten en cuenta que la gran mayoría de los conductores no tienen ni idea de cómo se siente el ABS. Imagínate lo molesto que debe ser, especialmente en una emergencia.

Cuando se activa, el ABS devuelve ese extraño sonido de tartamudeo mecánico, sin mencionar que el pedal del freno actúa como si estuviera en una fiesta rave de los 90. Sensify eliminará todo eso. “Gracias al rápido tiempo de respuesta y a que las cuatro ruedas están conectadas a dos cerebros digitales (uno para el eje delantero y otro para el trasero) en lugar de un sistema mecánico, se puede eliminar la mayor parte del encofrado y detener el vehículo de una manera más tranquila y segura”, ha explicado Bruletti a CarBuzz.

Debido a que el pedal del freno no está conectado a ningún sistema mecánico, la sensación se mantiene constante. Y toda nueva tecnología tiene un precio, pero Brembo lo tuvo en cuenta. El sistema Sensify ha sido diseñado para ser escalable y apto para varias aplicaciones, lo que significa que se pueden usar materiales más económicos para modelos de gran volumen. Pero, la verdadera magia radica en el lado del rendimiento, la cual habrá que esperar aún para probar.

Fuente: Brembo

  • frenos
  • mecánica
  • tecnología