Logo de Noticias Coches
Bugatti Centodieci Túnel de Viento (1)
Luis Blázquez

Ver al Bugatti Centodieci pasar por el túnel de viento parece algo épico

9.300 CV y una hélice de ocho metros. No, no es el corazón mecánico del Bugatti Centodieci. Sin embargo, sí es el del túnel de viento que envuelve el elegante traje del súperdeportivo francés a una velocidad de hasta 300 km/h antes de deslizarse por la parte trasera. El flujo de aire que genera es intenso y permanente, y tan potente como para que despegue un avión. El Centodieci, por el contrario, permanecerá siempre firme en el suelo.

Puedes tener la opinión de que estas máquinas de edición limitada con tarifas de siete cifras son poco más que piezas de exhibición, y considerando lo bajo que es el kilometraje cuando salen a la venta en el mercado de ocasión, no estarías equivocado. Pero las empresas que fabrican estos coches no escatiman esfuerzos. Bugatti mostró públicamente el Centodieci en 2019, pero aún no se ha terminado. Hace unos meses apareció por Nürburgring poniéndose a prueba junto con el Chiron Super Sport 300+. Y, ahora, es el momento de pasar por el túnel de viento.

En él, cinco bandas simulan simultáneamente velocidades de hasta 300 km/h: una va a cada uno de los neumáticos, y la quinta debajo del suelo del vehículo. “Usamos esto para simular los flujos de aire bajo el coche y en el paso de las ruedas, y luego calibrar así con precisión el Centodieci”, explica André Kullig, director de proyectos técnicos para los one-off de Bugatti. De hecho, el eje de transmisión se desmonta antes de la prueba para evitar que esta transfiera fuerzas al coche. Luego, se fija con cuatro pasadores en los bajos variando la altura en función del plan.

Con el Bugatti Centodieci en el túnel de viento, los desarrolladores hacen ligeros cambios en el rango invisible para acercar el borde a los valores deseados. Para ello, las aletas del difusor delantero se pueden ajustar en pequeños ángulos, y el alerón trasero, que finalmente será fijo, también se puede modificar unos pocos grados. “Incluso una vez que hemos identificado los escenarios idílicos, seguimos probando otros para ver cómo responde el Centodieci”, dice Kullig. “La idea es un manejo lo más equilibrado posible cualquier velocidad, desde 0 a más de 300 km/h”.

En las pruebas del túnel de viento, los ingenieros de Bugatti verifican el flujo de aire alrededor del Centodieci a una variedad de velocidades. A partir de 140 km/h, emplean una configuración estándar para determinar una cifra referencial para compararlos con otros modelos de Bugatti. Posteriormente, ejecutan varias pruebas hasta la velocidad máxima del banco de pruebas. “Lo que es importante son los datos del empuje hacia abajo en los ejes delantero y posterior. Estos tienen que ser perfectos porque son cruciales a altas velocidades”, menciona Kullig.

La temperatura del motor W16 de 8.0 litros con 1.600 CV también depende en gran medida del flujo de aire lateral, ya que así es como se suministran aire a los enfriadores de aceite del bloque y de la caja de cambios. Utilizando imágenes especiales de niebla, los ingenieros comprueban la refrigeración de los frenos en el túnel de viento. En otras pruebas, el viento golpea la carrocería en varios ángulos laterales para simular el manejo del vehículo al tomar curvas rápidamente con cargas cambiantes. Porque circular a más de 400 km/h requiere de una gran precisión.

Pero, “independientemente de la velocidad y la situación de conducción, el Centodieci es neutral desde el punto de vista deportivo y se puede manejar en todo momento a pesar de su inmensa potencia”, afirma el directivo. Los ingenieros registrarán muchos más kilómetros en las pistas de prueba y los campos de pruebas durante las próximas semanas para seleccionar la configuración definitiva antes de que llegue a sus 10 dueños a lo largo del año que viene. Recordemos que del Centodieci se vendió la decena de unidades en cuestión de horas a 8 millones de euros la unidad.

Fuente: Bugatti

Galería de fotos:

  • Bugatti
  • Bugatti Chiron
  • superdeportivo
  • tecnología