Cerca de 100.000 camioneros españoles han denunciado a los fabricantes MAN, Iveco, Mercedes-Benz, Scania, Volvo-Renault y DAF por inflar los precios de los camiones de seis o más toneladas. Esta estafa se ha desarrollado durante 14 años.

Pero no sólo cometieron este fraude, sino que a su vez eludieron los costes correspondientes a la adaptación de los vehículos exportados a la normativa medioambiental. Por lo que el pasado curso desde Bruselas se les impuso a este conjunto de fabricantes una multa total de 2.930 millones de euros.

En España hay unos 200.000 afectados, los cuales la mitad de ellos pretenden demandar, si es que no lo han hecho ya. Los afectados están ya pleitando no sólo en España, sino también en Alemania. Éstos pretenden recuperar un 16.35% de media del precio del camión. Es decir, unos 12.000 euros por camión, por lo que la demanda global ascendería a 1.200 millones de euros por los camioneros.

Por la vía española, pese a ser más lenta que la alemana, ya existen dos sentencias inéditas en nuestro país en las que se les ha dado la razón a los propietarios de los camiones. En el caso de la vía extranjera, que es la más rápida puesto que ya existe jurisprudencia, tiene de precedente un fallo del pasado mes de octubre en el que se consideró que el 15% del precio del camión era un importe proporcionado.

Este caso por la vía alemana ha llevado a miles de conductores afectados a reclamar en el país germano mediante una macrodemanda colectiva.

Existen informaciones que afirman que “cerca de 40.000 camioneros españoles habrían optado por la opción de vender sus derechos de reclamación al fondo de inversión TransAtlantis“. Esta opción ha cobrado una importante fuerza entre los afectados ya que “les garantiza recibir, al menos, una indemnización por el fraude, sin depender por tanto del éxito o fracaso del proceso judicial”.

Fuente: El Independiente

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta