Logo de Noticias Coches
cargadores electricos aceras – 2
Mario Nogales

¿Son factibles los cargadores para eléctricos en las aceras?

Es una realidad que la infraestructura de recarga es insuficiente todavía en muchos países. Se habla de que es necesario que haya 340.000 cargadores públicos para el año 2030 y la realidad es que estamos muy lejos, pues actualmente apenas se llega a los 12.000 cargadores. De este modo, todas las soluciones son bienvenidas y hay algunas que podrían revolucionar. Un ejemplo son estos cargadores para eléctricos en las aceras, que destacan por su integración y facilidad de acceso.

Han sido desarrollados por Rheinmetall, una empresa alemana especializada en todo tipo de soluciones en la industria, que ofrece esta solución como ideal por varios motivos. El principal es que se integran en el paisaje urbano de manera casi invisible y solventando problemas de los sistemas actuales gracias al reducido espacio que ocupa o el bajo coste que supone su instalación. Podría ser algo similar a la propuesta de los cargadores en farolas que vimos hace tiempo y que ya está disponible en algunos sitios.

Estos cargadores integrados en los bordillos de las aceras tienen la premisa de minimizar la intrusión en el espacio público. En las ciudades y municipios que se instalan puntos de carga se tiene que lidiar con el tamaño que tienen los cargadores tradicionales, por eso tiene sentido que haya proliferado en estaciones de servicio o en parkings donde no hay tanta problemática. Pero lo cierto es que muchas veces quedan más alejados de la ciudad y no son una solución viable. Así que los cargadores de Rheinmetall quieren ser una alternativa que se puede integrar en los protocolos de punto de carga abierto (OCPP).

No son cargadores rápidos como los de corriente continua que se ven en otros lugares. Tienen una capacidad de 22 kW en corriente alterna y son completamente modulares. Consiste en un bordillo ficticio que lleva todo el sistema de recarga y que es muy fácil de instalar sustituyéndolo por el trozo de acera que corresponda. Están preparados para aguantar las condiciones ambientales y también el paso de los coches que puedan subirse. Estos cargadores en los bordillos están sometiéndose a pruebas exhaustivas para ver su viabilidad a largo plazo y la siguiente fase incluye un proyecto piloto en Alemania.

Fuente: Rheinmetall

  • coches eléctricos
  • recarga