Cada 1,4 segundos un vehículo car2go es contratado en algún lugar del mundo donde el sistema de carsharing del grupo Daimler está operativo. La empresa ya cuenta con 2,6 millones de clientes en todo el mundo y su número de usuarios crece día a día. Según los estudios más recientes, el número de usuarios de servicios de carsharing (coche compartido) en todo el mundo se habrá quintuplicado para 2025, alcanzando los 36,7 millones, una cifra muy cercana a la de la población de un un país como España.

El carsharing se impone como sistema de movilidad en las grandes ciudades. El intercambio de coches de libre disposición es espontáneo y flexible, económico y accesible y, sobre todo, evita un sinfín de preocupaciones a los usuarios, que dejan de preocuparse del mantenimiento de los coches y de soportar los importantes costes que la propiedad de un vehículo representa. Por estas y muchas otras razones, cada vez es mayor el número de personas que utilizan estos servicios y, por ende, cada vez es mayor el número de empresas que buscan hacer negocio ofertando este tipo de servicios.

car2go, Emov, Respiro, Uber y tantas otras ya se disputan un mercado abierto a millones de clientes en todo el mundo y que cada vez cuenta con mayor número de adeptos en las ciudades españolas donde estos servicios ya operan. El mercado es tan amplio y las posibilidades tan grandes que ningún fabricante de automóviles quiere perder su trozo del pastel y, menos aún, aquellos que ya tienen en su gama vehículos eléctricos, que parece son los que van a terminar imponiéndose para la prestación de este tipo de servicios, al menos para operar en el centro de las ciudades.

La última, por el momento, en anunciar el lanzamiento de su compañía de carsharing ha sido Renault, que en compañía de Ferrovial Servicios tiene previsto iniciar el próximo mes de octubre en Madrid un nuevo servicio de carsharing con una flota de 500 vehículos eléctricos dentro del perímetro marcado por la M30 al que se añadirán algunas zonas adicionales.

Ambas empresas han firmado un acuerdo para crear Zity, una nueva compañía de Carsharing, que inicialmente arrancará con una flota de 500 unidades del Renault Zoe Z.E. 40 para prestar sus servicios. Gracias a los 400 km de autonomía que ofrece el Zoe, los clientes podrán disponer de un más amplio rango de movilidad, que les puede facilitar llegar a cubrir distancias más largas de las que actualmente cubren los modelos de sus competidores. El Zoe duplica la autonomía que ofrecen los servicios actualmente activos en Madrid  y dispone de capacidad para cinco plazas.

De esta manera, el carsharing que propondrán Renault y Ferrovial Servicios ofrecerá a los usuarios un mayor rango operativo de movilidad y la posibilidad de trasladar a bordo a más personas que el resto de las compañías ya operativas en el mercado de Sharing lo que permitiría cubrir trayectos de ida y vuelta a localidades periféricas a Madrid como Villalba, Alcalá de Henares, Aranjuez,… En cuanto a los precios aún no han sido comunicados, pero Zity podría tener un precio cercano a los 20 céntimos/kilómetro.

Fuente – Renault

Vía – Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta