En muchos aspectos de la vida cotidiana los cables ya son historia. La tecnología inalámbrica ha sido adaptada por los dispositivos tecnológicos más habituales en el hogar y ahora es la industria del automóvil la que parece estar dispuesta a disfrutar de los beneficios de los sistemas sin cable.

El grupo Chrysler, uno de los gigantes de la automoción internacional, con mayor presencia en los Estados Unidos, ha hecho público su intención de comenzar la distribución en serie de un accesorio en los vehículos con el que se podrá cargar diferentes dispositivos portátiles sin la necesidad de ningún tipo de cable.

El Dogde Dart 2013, que llegará a los concesionarios a mediados de este año, será el primer automóvil de la firma en hacer uso de esta tecnología, demandada insistentemente por los conductores. El dispositivo en cuestión será distribuido por Mopar, la división de accesorios de Chrysler. “En Mopar buscamos cada oportunidad para hacer la vida de nuestros consumidores más fácil. Nuestro primer sistema de carga inalámbrica en un vehículo es la solución perfecta para aquellos clientes conectados que están siempre en movimiento”, asegura Pietro Gorlier, presidente y director ejecutivo de Mopar.

No todo iban a ser buenas noticias y es que el accesorio para carga inalámbrica tiene un precio de 199 dólares (en una primera fase solo estará disponible para el mercado estadounidense) más el coste por instalación. El mismo queda integrado en la bandeja, frente a la consola del vehículo, en la parte central. El Dogde Dart 2013 apuesta decididamente por la integración con las nuevas tecnologías, gracias a sistemas como el Electronic Vehicle Tracking System (EVTS), que envía toda la información relativa al vehículo a un dispositivo smartphone.

Vía: Matuk

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta