Logo de Noticias Coches
Base de donnée : Astuce Productions
Mario Nogales

Citroën e-Jumpy Hydrogen: otro que se sube al carro del hidrógeno

Cuando PSA hace un movimiento importante suele ir en cadena moviéndose entre los eslabones de las distintas marcas. Pasó con los eléctricos y ahora vuelve a pasar con los vehículos comerciales movidos por hidrógeno. Después de presentar el Peugeot e-Expert Hydrogen, le toca el turno a un hermano mellizo. Se trata del Citroën e-Jumpy Hydrogen, una variante de pila de combustible que deriva del eléctrico e-Jumpy y que quiere aportar un toque extra de funcionalidad.

La principal pega de la variante eléctrica es que ofrece una autonomía máxima de 330 kilómetros con la batería de mayor tamaño, que es menos de lo que algunos profesionales necesitan. Para volver a usarla había que esperar los tiempos de recarga habituales en este tipo de vehículos. Sin embargo, con el hidrógeno se reduce el tiempo de repostaje a apenas tres minutos y se beneficia de otras virtudes, todo manteniendo la versátil plataforma EMP2 del modelo.

El Citroën e-Jumpy Hydrogen introduce una pila de combustible de 45 kW que es la encargada de utilizar el hidrógeno para producir electricidad y vapor de agua que es expulsado al exterior. Esa electricidad es la que mueve el motor eléctrico de 136 CV y 230 Nm de par, el mismo que ya hemos visto en otros modelos de PSA. También se almacena en la batería de 10,5 kWh de capacidad y que sirve en momentos puntuales. De hecho, con la batería apenas se conseguirían 50 kilómetros de autonomía.

Por suerte, este modelo puede almacenar 5,6 kg de hidrógeno en sus tres depósitos que van situados en los bajos de la carrocería a una presión de 700 bar. Gracias a ellos la autonomía homologada es de 400 kilómetros según ciclo WLTP, más que en el eléctrico y con un tiempo de repostaje muy inferior. La batería, además de irse cargando con la inercia y las frenadas o con la acción de la pila de combustible, se podría recargar conectándola a la red como se hace con un eléctrico.

Otra parte positiva del Citroën e-Jumpy Hydrogen es que no pierde ni un ápice de sus capacidades. Sigue manteniendo el mismo espacio de carga que el resto de versiones y puede llegar hasta los 6,1 metros cúbicos o hasta los 1.100 kg de carga útil. No hay que olvidar, que este modelo se ofrece en dos tamaños de carrocería: M con 4,95 metros de largo y XL con 5,30 metros de largo. Las primeras unidades serán entregadas en otoño de 2021.

Galería de fotos:

  • Citroën
  • Citroën Jumpy
  • coches eléctricos
  • hidrógeno
  • vehículo comercial