Conducir un coche nuevo completamente gratis ya es posible. Además, su mantenimiento y el coste por kilómetro será menor de lo normal ya que el automóvil gratuito es eléctrico. Todo esto es posible, eso sí, en Alemania, donde gracias a las ayudas aprobadas sus ciudadanos pueden conseguir un coche eléctrico gratis.

La pandemia de la covid-19 ha golpeado a todos los países y todos los sectores. Como no podía ser de otra manera, la industria automovilística se ha visto muy afectada y todos los países han establecido ayudas para evitar un mayor hundimiento. Algunas de estas subvenciones han sido tan importantes que, por ejemplo, en Alemania es posible salir del concesionario con un coche nuevo sin haberse rascado el bolsillo.

Un coche eléctrico gratis durante dos años

¿Puedes conseguir cualquier coche gratis? No, la oferta no es tan maravillosa. En realidad, el Gobierno alemán concede unas ayudas de hasta 9900 €. Estamos hablando siempre de coches cero emisiones. Un coche eléctrico por menos de 10000 euros parece ciencia ficción, a no ser que no sea en propiedad.

Esta ha sido la forma que ha encontrado la empresa König para lanzar su llamativa oferta: Un Renault Zoe gratis. Para conseguirlo hay que firmar un contrato de leasing de dos años de duración. De esta manera, se reducen los 125 € al mes que costaba hasta cero.

En realidad, esto no es del todo cierto. El conductor del vehículo se tiene que hacer cargo de parte del seguro y, obviamente, de la electricidad. Además, este tipo de contratos suelen llevar establecido un tope de kilometraje que, si es superado, supone pagar algún tipo de recargo.

Y, ¿qué ocurrirá cuando pasen los dos años? El conductor deberá decidir si se queda en propiedad con el vehículo o si lo devuelve. En el primero de los casos, deberá pagar una cuota final. Si bien al final el Renault Zoe no es gratis, no se puede decir que no sea una grandísima oferta.

Unas ventas de récord

Como un chollo lo han debido ver también los alemanes que acudieron en estampida a las más de 50 oficinas de König en el país germano. Las peticiones de información se contaban por miles y había colas para firmar los contratos. Según comentó la propia empresa, no se habían entregado más Renault Zoe porque no había suficientes comerciales.

El caso del Renault ha sido el más llamativo, pero las ayudas alemanas han llegado a todos los coches eléctricos. Quizás no gratis, pero por unas pequeñas cuotas puedes conseguir grandes modelos. Con estas subvenciones, además de aumentar el número de ventas y de parque eléctrico, se ha conseguido introducir a muchas personas en el mundo de los vehículos de las cero emisiones, haciendo que sea más difícil que vuelvan a la combustión el día de mañana.

Fuentes: Bloomberg, News, Enrique Dans.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta