Los coches son uno de los bienes tangibles que más rápido se deprecian, algo que sucede inmediatamente después de sacarlo del concesionario. Tanto es así que en el primer año pierden de media un cuarto de su valor. Este hecho depende de muchos factores externos como la propia economía del país, la tendencia del mercado e incluso el color y el equipamiento del propio vehículo. Ahora Rastreator ha estado indagando para descubrir cuáles son los coches que más y que menos se deprecian.

Para llevar a cabo este interesante estudio se ha tenido en cuenta el precio oficial del vehículo nuevo y se ha comparado con un boletín estadístico que hacen Eurotax y Ganvam con un precio medio tras el primer año de vida. Con estos datos se utilizan porcentajes aproximados para comprobar cuál podría ser el precio desde 2016 a 2021 y de este modelo comprobar cómo se devalúa en un periodo de cinco años. Algo que puede resultar interesante para la compra de un vehículo a día de hoy.

Los resultados del estudio son bastante sorprendentes y vamos a empezar analizando cuáles son los que menos se deprecian con el tiempo. Los coches urbanos son los que pierden menos valor en este ciclo de vida. Los también calificados como coches tipo “micro” se devalúan un 12,3 % durante el primer año y un 20,1 % durante el segundo. Transcurridos los cinco años mantienen un 46,8 % de su valor inicial, algo que no está mal y que puede aprovecharse en el mercado de segunda mano. El modelo que menos se deprecia es el MINI de 3 puertas (aunque no es un micro, sino un utilitario), pues apenas pierde un 6,8 % de su valor en el primer año y un 15,7 % el segundo.

En el otro lado de la balanza están los monovolúmenes. Este tipo de vehículos, un segmento que ha ido perdiendo peso ante la llegada de los SUV. En el primer año ya han perdido el 36,2 % de su valor de media y cuando cumplen cinco años se han devaluado un 63,9 %. El modelo que más sufre en este apartado es el Citroën C4 SpaceTourer, pues se deprecia un 43,9% en su primer año y un 49,8% el segundo. Otro ejemplo notable es el del SEAT León, modelo más vendido en nuestro país, que pierde un 31,7 % de su valor el primer año y que ya en el cuarto valdría menos de la mitad.

Fuente: Rastreator

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta