Logo de Noticias Coches
Tesla Gigafactory China
Luis Blázquez

China recorta drásticamente los subsidios para coches eléctricos y otros vehículos de bajas emisiones

China está lista para seguir con el proceso de recorte de subsidios para los llamados “vehículos de nueva energía”. Dicho con palabras, esos subsidios se refieren a los coches eléctricos, pero también a todos los vehículos de propulsión alternativa vendidos en el mercado más grande del mundo, incluidos los híbridos.

No es de extrañar que China esté haciendo esto, tal como anunció el Ministerio de Finanzas del país en la primavera de 2020. El plan inicial era hacer un recorte gradual de los subsidios hasta eliminarlos por completo. Después de finales de 2022, China ya no ofrecerá subsidios estatales para “vehículos de nueva energía”. No se sabe si se introducirán otros incentivos. Los subsidios para esos mismos vehículos utilizados para el transporte público también se reducirán en un 20 % este año.

Para 2025, China quiere que los vehículos de nueva energía representen al menos el 20 % de todas las ventas de automóviles en el país. Como señaló Reuters, las ventas de estos vehículos más limpios en el país han crecido a un estimado de cinco millones de ejemplares a lo largo de 2021, lo que significaría un aumento del 47 % con respecto a 2020. Los subsidios de China para vehículos eléctricos e híbridos han ayudado a mejorar las ventas de vehículos de propulsión alternativa en todo el país.

En 2022, el valor del subsidio ofrecido por el gobierno chino se reduciría en un 30 %, aunque lo cierto es que terminará en cero a fines de año. Hasta que esto último suceda, muchos clientes podrían tener la tentación de intentar hacerse con un coche nuevo y beneficiarse del subsidio mientras esté disponible. Cabe recordar que fabricantes globales como el Grupo Volkswagen, General Motors, Toyota Motor Corp. y Tesla Inc. están aumentando la producción de vehículos eléctricos en China.

En cierto modo, el movimiento realizado por las autoridades chinas tiene el potencial de ser replicado en otros países. Después de todo, si la tendencia actual en el Viejo Continente va a influir en otros mercados, no tiene sentido ofrecer condescendencias en la compra de coches eléctricos si todos los vehículos nuevos que hay en el mercado fueran eléctricos. China tiene numerosos fabricantes de vehículos eléctricos, por lo que el cambio podría reducir las ventas en los primeros meses después de que se eliminen los subsidios.

NIO, una de las marcas más conocidas de la República Popular, ha ofrecido un trato especial para los clientes de algunos de sus modelos, como el ES6, EC6 y ES8. Aquellos que pagaran un depósito por uno de esos modelos para finales de 2021, obtendrían un descuento que compensaría la reducción del subsidio patrocinado por el estado. Asimismo, el fabricante local declara que asumirá el costo de cualquier déficit provocado por la política de 2022.

Fuente: Reuters

  • China
  • coches eléctricos