diesel repostaje
Luis Blázquez

¿Puede el combustible sintético ser tan limpio como la propulsión eléctrica?

A pesar de un cambio destacado hacia la producción de vehículos eléctricos y las promesas de los fabricantes de dejar de producir máquinas con motores de combustión interna, solo 3,2 de los 64 millones de coches vendidos en 2020 fueron eléctricos. Pero a pesar de que ya existen −y llegarán− algunos coches eléctricos muy buenos, Porsche está considerando una opción diferente: el combustible sintético.

Hace algún tiempo ya informamos que el fabricante alemán espera comenzar a probar los combustibles sintéticos junto con Siemens en 2022. Ahora, hablando con la revista EVO, Frank Walliser, vicepresidente de deportes de motor y coches GT de Porsche, ha dicho que se considera una buena perspectiva, pues la tecnología será impresionantemente verde. “Las emisiones son mucho mejores que en los combustibles actuales, con menos partículas y menos óxidos de nitrógeno [NOx] producidos”, dijo Walliser.

“Desde la perspectiva del ‘pozo a la rueda’, y hay que considerar el impacto de dicho pozo a todos los vehículos, que generará el mismo nivel de CO2 producido en la fabricación y uso de un coche eléctrico”. De hecho, los cero emisiones son de producción pesada. Polestar reveló el año pasado en una investigación interna que, como resultado de lo duras que son las baterías para producir, sus vehículos eléctricos solo comienzan a ser más ecológicos que los movidos a gasolina después de al menos 50.000 kilómetros.

Walliser afirma que el combustible sintético de la empresa, que se llamará eFuel, se puede usar en cualquier motor de combustión, y está programado para comenzar a someterse a pruebas el próximo año. El combustible es menos complejo que la gasolina tradicional (de ocho a 10 componentes en comparación con los 30 o 40 más comunes), lo que le permite quemar de una forma más limpia, con menos emisiones de partículas nocivas. Así, la huella de carbono total del vehículo sería igual a la de un eléctrico.

Además, Porsche no es el único fabricante que está explorando el potencial del combustible sintético. Durante la primavera de 2020, el director de operaciones de McLaren Automotive, Jens Ludmann, dijo que la marca británica veía la tecnología naciente como una alternativa válida a las transmisiones eléctricas. El ejecutivo también afirmó que la compañía tenía la intención de construir un prototipo que funcionaría con dicho combustible sintético. BMW también invirtió en la puesta en marcha de su programa el año pasado.

Si el desarrollo de la tecnología continúa, el potencial de ofrecer otra forma de reducir las emisiones peligrosas en todo el mundo es más que plausible. Porque si bien las “eFuel” han estado en su etapa de infancia durante más de una década, las estrictas leyes anti-carbono que se están estableciendo y se promulgarán en todo el mundo durante la próxima década, ciertamente han estimulado el desarrollo. Esto podría permitir a los propietarios de Porsche más antiguos −y otros− seguir disfrutando de sus paseos en el futuro.

Sin embargo, el combustible sintético no significa que se convierta en un reemplazo para la gasolina. Este aún requiere grandes cantidades de investigación e inversión para despegar. Y no hay garantía de que alguna vez se pueda hacer tan limpio como se promete, tan barato como la gasolina o disponible tan ampliamente como la electricidad. Pero para aquellos que aún desean la emoción de conducir un coche con el ruido que emite al subirlo de vueltas, es de esperar cierta sostenibilidad a largo plazo de lograrlo.

Fuente: EVO

  • combustibles
  • combustibles alternativos
  • Ecología
  • Porsche