El lanzamiento de Cupra como submarca deportiva de SEAT está dando mucho de que hablar. El primer modelo en llegar fue el Cupra Ateca, aunque le espera un futuro bastante movido con un Cupra Ibiza en ciernes. Pero además de realizar los modelos de producción más radicales de la marca, Cupra también se encargará de todo lo relativo a la competición. Y en el Salón de Ginebra estará la última novedad en este aspecto.

Al lado del SUV de 300 CV con tracción integral 4Drive estará otro vehículo mucho más futurista y con un enfoque muy distinto. El Cupra e-Racer se trata del primer turismo eléctrico de competición, un adelantado a su tiempo. Es el ejemplar que correrá en un nuevo campeonato, el E TCR, que sería la categoría para vehículos eléctricos de la competición de turismos. Su puesta a punto es totalmente inédita y viene con novedades.

El Cupra e-Racer cuenta con un sistema de propulsión eléctrico que va colocado en el eje trasero. La tracción también pasará a las ruedas traseras, a diferencial del León TCR que tiene tracción delantera. Tendrá una potencia superior a los 400 CV, aunque el máximo que puede entregar es de 680 CV. Estos cambios hacen que tenga un peso 300 kg superior al del León TCR y que su reparto de pesos sea de 40:60 (el gasolina es 60:40 porque lleva el motor en posición delantera).

Otra de las novedades de este Cupra e-Racer es que su batería de 65 kWh se va regenerando en las frenadas, permitiendo al piloto escoger el nivel de recuperación. Los test de este nuevo ejemplar podrían comenzar este mismo verano y servirá como reclamo para que más marcas vayan apuntándose a esta nueva competición. Las expectativas son altas, teniendo en cuenta la popularidad que va ganando la Fórmula E.

Fuente: Cupra / CarThrottle

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta