En los últimos meses se ha estado cuestionando el futuro de Smart, la marca subsidiaria de Daimler dedicada a los vehículos de dimensiones contenidas y que hace poco abandonaba la gasolina. El caso es que ahora se resuelve su situación, pues Daimler y Geely han llegado a un acuerdo por el cuál ambos gestionarán Smart de forma conjunta para explotar al desarrollo de vehículos urbanos pequeños y electrificados.

En definitiva, que esta marca será una joint venture participada al 50 % por ambas partes y pasará a tener su centro neurálgico en China. Allí tendrá lugar el desarrollo de una nueva generación de vehículos eléctricos que empezarán a llegar a un buen número de mercados a nivel global a partir de 2022. Además, también se confirma que no se limitarán al segmento A como hasta ahora, en el futuro habrá utilitarios del segmento B.

Mientras tanto, se anuncia que la generación actual de los modelos de Smart se mantenga sin cambios. Hasta 2022 el Smart EQ fortwo seguirá haciéndose en la planta de Hambach (Francia), mientras que el Smart EQ forfour se fabrica en la de Novo Mesto (Eslovenia). A pesar del futuro traslado a China, la fábrica francesa recibirá una inyección de 500 millones de euros para hacer un eléctrico compactos de Mercedes que saldrá bajo la denominación EQ.

Lo cierto es que esta alianza entre Daimler y Geely no es demasiado sorprendente. Li Shufu, propietario del conglomerado chino, es a la vez uno de los accionistas mayoritarios del grupo alemán al adquirir el pasado año casi un 10 % de sus acciones. Dicho empresario ha declarado que respetan el valor de Smart como marca y que mantendrán su atractivo a la vez que introducen nuevas tecnologías y su experiencia en la producción y en el mercado asiático.

Fuente: Daimler

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta