Audi es una de las marcas pioneras en el mundo de los coches autónomos. Hace ya tres años que su Audi TT participó en Pikes Peak (y desde entonces ha mejorado tanto que ya es capaz de igualar tiempos de un piloto profesional en circuito). Pero la idea de coches que conducen solos va más allá de estas curiosas aplicaciones en los deportes del motor. La marca de los cuatro aros se conviritó en el primer fabricante en obtener la licencia de Nevada para el uso de vehículos autónomos en sus carreteras, tras el coche autónomo de Google (hace poco contábamos los motivos por los que el coche autónomo es el principal valor de la empresa tecnológica).

Y fue precisamente en el estado de Nevada, en Las Vegas, donde Audi presentó las actualización de algunas de sus tecnologías de coche autónomo que se aplicarán dentro de poco. En el Alcorcón del desierto mostró dos nuevas tecnologías. La primera de ellas ya la conocíamos, el sistema con el que un vehículo puede encontrar una plaza de aparcamiento vacía y aparcar solo, sin la necesidad de que el conductor esté presente.

La segunda de las tecnologías es más novedosa, un asistente de atasco de tráfico que podría permitir que un coche a moverse por si mismo en el tráfico a velocidades de hasta 60 km/h. Audi lanzará este primer asistente atasco de tráfico en su sedán insignia, el Audi A8. Aunque la marca no ha mencionado una fecha exacta para el lanzamiento, un artículo en la revista alemana Auto Motor und Sport, asegura que el A8 ofrecerá este asistente de conducción en atascos en 2016. Y el sistema de auto-estacionamiento es probable que se ponga en marcha justo después.

El video a continuación da una buena idea de lo que será ese asistente de Audi en los atascos. En el video, el conductor de este A6 donde esytá montado el sistema puede relajarse durante el astasco matinal. Una vez que el tráfico se hace más fluido y la velocidad es más rápida, un pitido le señala que es hora de agarrar el volante y conducir con normalidad:

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta