A riesgo de equivocarme, es con casi toda seguridad el vehículo más exitoso de Porsche. En nuestro país fue el coche de moda durante la época de bonanza económica y a pesar que una vez entrados en crisis sus ventas en España descendieron significativamente (La crisis del Cayenne, dijeron algunos) la historia del Porsche Cayenne continúa siendo prometedora y de larga y próspera vida.

El pasado 20 de enero, la fábrica alemana de Leipzig, donde también se fabrica el lujoso Porsche Panamera, produjo la unidad número 100.000 del popular SUV, dejando patente una vez más su tirón comercial, con unas cifras de 460.000 vehículos vendidos entre las dos generaciones.

La unidad 100.000 irá a parar a Brasil donde su propietario espera para disfrutar de las bondades de un vehículo de grandes prestaciones, apto únicamente para los bolsillos más acaudalados. Se trata en concreto de un Porsche Cayenne terminado en color blanco, alimentado con un motor V8 de gasolina con una cilindrada de 4,8 litros y 400 CV de potencia.

En declaraciones a los medios de comunicación, los responsables de la planta de Leipzig aseguran que a finales de este mismo mes pondrán en marcha un tercer turno de trabajo que aumentará la producción hasta las 500 unidades diarias, en respuesta a la alta demanda existente en el mercado. A pesar de la delicada situación económica por la que atraviesa la industria de la automoción internacional, el Cayenne, como sus clientes adinerados, no entiende de crisis.

La planta alemana se encuentra inmersa en pleno proceso de ampliación para afrontar la fabricación a finales de 2013 del nuevo SUV compacto de la firma, el Porsche Cajun.

Vía: Autobild

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta