España ya trabaja en el ámbito legislativo que afecta a los vehículos autónomos, entre los que se encuentran modificaciones a la Ley de contrato de seguro, con el objetivo de ofrecer un marco legal general para la conducción autónoma.

Hace un par de años ya llegó a nuestros oídos los planes de la Dirección General de Tráfico para regular los coches autónomso en nuestro país. Hoy en día las pruebas de conducción autónoma en España se regulan por una norma aprobada en noviembre de 2015 por la DGT. La regla abarca todos los autos sin conductor hasta el nivel 5, lo que significa una poder usar coches con cualquier nivel de autonomía en todas las carreteras y bajo cualquier condición (al amparo de esta norma se realizaron las pruebas del coche autónomo de PSA, por ejemplo, que fue de Vigo a Madrid sin conductor).

El Director General de la DGT, Gregorio Serrano, aseguró a varios medios de comunicación prensa española que la DGT propondrá un nuevo “plan estratégico para el vehículo del siglo XXI” para el final de la actual legislatura. Esto supondría que estaría lista en 2020 a más tardar.

En enero, la DGT y Mobileye acordaron una colaboración destinada a “reducir los accidentes viales y preparar el ecosistema de infraestructura y la política regulatoria de España para la conducción de vehículos autónomos”. El año pasado Intel adquirió Mobileye, una empresa israelí especializada en tecnología de la visión. Pretenden dotar tecnologías de conducción autónoma a 8 millones de coches  , y sus planes incluyen contar con un sistema de nivel 4 en 2021. Nissan, BMW y Volkswagen compartirán datos a través de Mobileye, una plataforma a la que también se unió FCA.

La colaboracion entre DGT y Mobileye incluye crear en Barcelona un laboratorio de pruebas a gran escala, con una flota de 5.000 vehículos en la ciudad equipada con la tecnología Mobileye 8 Connect. La primera tarea será crear un mapa de alta definición de la ciudad para facilitar las pruebas de vehículos autónomos, utilizando el sistema Road Experience Management de Mobileye. Para completar esta tarea, la DGT usará vehículos de flotas de servicios municipales, transporte público y vehículso compartidos.

Mobileye y la DGT también colaborarán en la definición de la hoja de ruta reglamentaria requerida para un futuro autónomo. Seat participa en los esfuerzos locales para la conducción autónoma, aunque es la alemana Audi quien lidera la investigación en el campo dentro del Grupo Volkswagen.

Fuente: Autonews

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta