Hoy os traemos uno de los coches más peculiares de la marca del ‘cavallino rampante’. Si el Ferrari 275 GTB/4 ya es considerado como uno de los más hermosos y exclusivos (está incluido en nuestra lista de los 10 mejores Ferrari), este modelo va un paso más allá. Se trata del Ferrari 275 GTB Speciale, un ejemplar único que saldrá a subasta próximamente y que tiene más valor, si cabe, debido a la celebridad de su dueño.

Este modelo perteneció a Battista Pininfarina, fundador de la empresa que lleva su nombre y considerado uno de los mejores diseñadores de todos los tiempos. Nacido como Battista Farina, se ganó el apodo por ser el pequeño de once hermanos y terminó cambiando su apellido. En 1930 crea la compañía ‘Carrozzeria Pinin Farina’ y comienza a diseñar y construir carrocerías para algunas marcas italianas.

No tardó en llamar la atención del propio Enzo Ferrari, con el que trabajaría muchos años, dejando algunos de los diseños más espectaculares de la historia. Uno de ellos es el de este Ferrari 275, en el que trabajó durante el año 1964. La marca le mandó dos chasis para que hiciera sus pruebas, el primero, con número 06003, sirvió como prototipo, mientras que el segundo, el 06437, se lo quedó para uso personal.

Ese simple chasis se terminó convirtiendo en este Ferrari 275 GTB Speciale, el único diseñado y también fabricado por Pininfarina (el resto eran ensamblados por Scaglietti en Módena). Se trata de un ejemplar único con muchas peculiaridades que afectan incluso a la estructura. Battista se centró en sus gustos personales para hacerlo con unos paragolpes más pequeños, manecillas de las puertas diferentes o unas cubiertas de los faros sin borde cromado.

Aunque en el exterior probablemente lo más distinguible está en la zaga. Tiene bisagras para el maletero, al igual que en los últimos GTB long-nose. El difusor trasero se lleva el protagonismo debido a su diseño avanzado para la época y por acoger a las cuatro salidas del escape. Otro detalle característico es el color Acqua Verde Metallizzato, un azul verdoso procedente de la paleta de colores de Alfa Romeo.

En el interior también hay diferencias, llegando a un nivel de lujo superior en el resto de Ferrari 275. Pininfarina incorporó una nueva tapicería de cuero más cómoda en color China Red, elevalunas eléctricos y un juego de cronómetros de Heuer Rally-Master. Hay otros detalles específicos de este ejemplar como el salpicadero acabado en madera pulida, el diseño de la consola central, los interruptores o las placas de Pininfarina en más sitios.

En marzo de 1965 se registra por primera vez el Ferrari 275 GTB Speciale, que fue utilizado por Battista como modelo de exposición de Pininfarina y al año siguiente lo vende poco antes de fallecer. El vehículo fue pasando por varias manos en los años siguientes, viajando a Estados Unidos en 1970. Aunque se le cambió el color, en 1992 recibió una completa restauración que lo devolvería a su estado original. En 1993 lo compra el que ha sido su propietario hasta ahora.

En estos 25 años el coleccionista lo ha tenido en un perfecto estado de conservación y ahora ha decidido desprenderse de él. La casa de subastas Gooding & Company será la encargada de vender esta obra de arte en Scottsdale este mismo fin de semana. Se espera que el Ferrari 275 GTB Speciale alcance un precio de entre 8 y 10 millones de dólares (entre 6,5 y 8,1 millones de euros), lógico para un vehículo de estas características.

Fuente – Gooding & Company

Galería de fotos:

Ver galeria (17 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta