Hay marcas como Ferrari que siempre se han caracterizado por ser más pasionales y por no seguir modas. Pero teniendo en cuenta la tendencia que sigue el mercado del automóvil, cada vez cuesta más remar a contracorriente. El fabricante del ‘cavallino rampante’ ya confirmó que se adentraría en el segmento SUV a medio plazo y esa decisión vendrá acompañada de otra. Ferrari hará un superdeportivo completamente eléctrico.

Así lo ha confirmado Sergio Marchionne, CEO de la marca, en unas declaraciones durante el Salón de Detroit. El objetivo principal es convertirse en la referencia entre los modelos con este tipo de sistemas de propulsión, tratando de desbancar directamente a Tesla. La firma de Elon Musk presentaba recientemente el espectacular Tesla Roadster, un modelo con unas prestaciones teóricas al alcance de muy pocos.

Marchionne ha dicho que es “factible” que Ferrari pueda hacer un coche similar en los próximos años (sin desmerecer al Tesla Roadster). También siente que es una obligación lanzar este tipo de productor para estar en la pomada en un futuro, aunque antes tienen que implementar correctamente la híbridación a sus motores. La electrificación de la gama se hará con el objetivo de mejorar la eficiencia del coche ante el reto de superar los altos estándares de emisiones.

En cuanto al SUV de Ferrari, el mandamás de la marca adelantó que podría llegar a finales de 2019 o principios de 2020. Pondrá en serios apuros a el que es en la actualidad el más rápido en el segmento, el Lamborghini Urus de 650 CV. El lanzamiento de este SUV y del futuro superdeportivo eléctrico serán clave para alcanzar el objetivo de las 10.000 unidades anuales y duplicar sus beneficios para el año 2022.

Fuente – Bloomberg

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta