El lanzamiento del Ford Edge ST gustó a muchos aficionados en Estados Unidos. Un SUV de gran tamaño, con un diseño llamativo y una potencia generosa es una fórmula que siempre funciona al otro lado del charco. Este ejemplar no va a llegar a Europa, donde esperamos la nueva generación del Ford Edge, pero sin la versión deportiva. Y volviendo al país americano, allí ha sido desarrollado lo que podríamos denominar como el coche-cámara definitivo.

Hace tiempo hablamos del Lamborghini Huracán ‘camera-car’ que sería el más rápido entre este tipo de vehículo. Sin embargo, no llega al nivel de versatilidad que ofrece este Ford Edge ST preparado por el especialista Pursuit Systems. Llegaron a Ford Performance con la idea de encontrar un coche que fuera rápido pero que también fuera habitable. La respuesta fue este SUV que será utilizado en proyectos cinematográficos y comerciales próximamente.

Lo más difícil para esta preparación es que al vehículo se le tenía que instalar el espectacular brazo estabilizador con cámara integrada, una especie de grúa que va colocada sobre el techo y que pesa más de 450 kg. Este elemento es clave para grabaciones a alta velocidad y su tamaño permite captar planos que de otra forma habría sido difícil de captar. Pero claro, ese exceso de peso ha obligado a que se hagan unas cuantas modificaciones en el vehículo.

Este Ford Edge ST recibe una suspensión neumática adaptativa para soportar los kilos de más. Todo el interior se ha modificado para que el equipo de grabación esté cómodo y seguro. Por ello se han instalado los monitores y cableado para controlar la cámara, además de una jaula antivuelco. El motor V6 EcoBoost de 2.7 litros ha sido retocado para aumentar la potencia (no se dice cuánto) y que sus prestaciones no se vean afectadas. Para este coche-cámara también se ha reparado en detalles como los reflejos de la carrocería y por ello ha recibido un vinilo negro mate.

Fuente: Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta