El lanzamiento del Ford Mustang Bullitt 2018 supone la vuelta de un icono del mundo del automóvil. La película ‘Bullitt’, lanzada en 1968, es una de las mejores para amantes de motor, como vimos hace poco. El papel de Steve McQueen como el teniente Frank Bullitt y las persecuciones por San Franscisco con ese mítico Mustang GT Fastback de color Highland Green son todavía objeto de culto para cinéfilos. Y ahora ese vehículo vuelve a hacerse realidad.

Para celebrar el 50 aniversario de la película, la marca del óvalo lanza esta edición especial del ‘muscle car’. Podrá ser distinguida por los guiños que hace al original, careciendo de los logotipos y distintivos de la marca (aunque seguirá siendo bien reconocible). Podrá escogerse con las pinturas Dark Highland Green (inspirado en el verde de la película) y en el negro Black Shadow. La parrilla y las llantas de 19 pulgadas son de color negro y las pinzas de freno de color rojo.

En el interior también se podrá distinguir de otros Mustang GT gracias a un equipamiento específico. Cuenta con unos asientos Recaro con tapicería de cuero negro, algo que se extiende en el resto del habitáculo, mientras que las costuras van en color verde haciendo contraste. Uno de los guiños principales es la palanca de cambios con forma de bola blanca. De serie trae elementos del acabado tope de gama, como la instrumentación digital con pantalla LCD de 12 pulgadas. Además viene paquete Bullitt Electronics, que incluye navegación y algunas ayudas a la conducción.

Bajo el capó de este nuevo Ford Mustang Bullitt se encuentra el mismo motor V8 de 5.0 litros, aunque con una puesta a punto para esta versión. Gracias a ello se consigue extraer una potencia de 475 CV y 570 Nm de par, que mejora su velocidad máxima hasta los 262 km/h. Solamente se podrá escoger con la caja de cambios manual y cuenta con un escape específico y colectores del Shelby Mustang. El comportamiento estará mejorado gracias a la suspensión semiactiva MagneRide.

Este Ford Mustang Bullitt saldrá a la venta a mediados de año y seguro que se convertirá en objeto de coleccionistas. Hay que recordar que del original, con el que se rodó la película solo hubo dos unidades. La primera fue vendida por la Warner Bros a un comprador privado y se desconoce su paradero. La segunda fue enviada a un desguace debido a su estado tras los saltos en la persecución. Curiosamente, a principios del año pasado fue encontrado en Baja California (Estados Unidos).

Fuente – Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta