Parece que el coche autónomo será el futuro del sector. Pero mientras que la tecnología se sigue desarrollando para ser del todo fiable, nos encontramos con creaciones tan curiosas como la que traemos hoy. Se trata de un Ford Mustang de 1965, el muscle car por excelencia, que ha sido convertido en autónomo gracias a la tecnología de Siemens y a la colaboración de la Universidad de Cranfield (Reino Unido). Su debut tendrá lugar en un lugar muy especial.

El clásico autónomo hará su debut en el Goodwood Festival of Speed, teniendo planeado hacer el ascenso por la mítica colina sin que haya un conductor tras su volante. Lo intentará todos los días que dura el evento y pretende concienciar a los usuarios de que el futuro también puede hacer un guiño al pasado. Se busca potenciar esa conexión emocional entre el vehículo y la persona, dando tecnología avanzada a esos clásicos irrepetibles.

El Ford Mustang de 1965 supuso un reto para los ingenieros de Siemens. Se llevó a cabo un escaneo tridimensional preciso de la pista (de apenas 1,86 kilómetros) para que la navegación no fuera un problema para el vehículo. También se montaron un conjunto de sensores avanzados y algoritmos de última generación para que el guiado fuera perfecto. Han sido perfectamente camuflados para que no afectasen a su diseño exterior.

En este evento habrá otro autónomo que probablemente será bastante más rápido, teniendo en cuenta su experiencia en circuito. Se trata del DevBot de Roborace que ya hemos visto en movimiento y que parece aprender bastante rápido de los recorridos. Quién sabe si en el Goodwood Festival of Speed dentro de 50 años solo se podrán ver coches autónomos. Esperemos que no sea así.

Ya tenemos el vídeo del primer intento del Ford Mustang de Siemens y lo cierto es que ha dejado más luces que sombras. Parece haber tenido problemas con la navegación, pues ha sido incapaz de mantener del trayecto y la persona que había tras el volante tuvo que hacer varias correcciones. La velocidad ha sido bastante baja y el coche no dejaba de dar tumbos de un lado a otro de la carretera. Parece que tendrán que seguir mejorando los sistemas para lograr el objetivo.

Fuente: Siemens

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta